YPF advierte que los precios de los combustibles todavía están atrasados

La última suba de precios de YPF fue inusual. La petrolera de mayoría estatal movió sus precios un día después que sus competidores. De esta forma, se vio librada de la obligación de tomar la iniciativa y marcar el sendero que seguirán los demás. “Todavía tenemos que trabajar para reducir la diferencia con la paridad…

ypf-advierte-que-los-precios-de-los-combustibles-todavia-estan-atrasados

La última suba de precios de YPF fue inusual. La petrolera de mayoría estatal movió sus precios un día después que sus competidores. De esta forma, se vio librada de la obligación de tomar la iniciativa y marcar el sendero que seguirán los demás. “Todavía tenemos que trabajar para reducir la diferencia con la paridad internacional, que está en torno al 25%”, indicó Sergio Affronti, CEO de YPF, en una conferencia con inversores y analistas de la acción.

Las ventas de combustibles representan un 50% de los ingresos totales de YPF. En los últimos meses, la compañía aumentó los importes de sus combustibles en un 20%. Como la cotización oficial del dólar -que es la que toma YPF- se movió menos, tuvo una mejora en dólares del 13%.

La compañía siempre está atenta a nuevos aumentos, pero lo hace “considerando el delicado equilibrio que hay que mantener en nuestro sector y el impacto de nuestras decisiones en los clientes y en su capacidad de afrontar los costos de los combustibles en el contexto macroeconómico local”, indicó el ejecutivo.

La mayor demanda de gasoil implicó que la compañía tuviera que realizar mayor cantidad de importaciones. “Estamos teniendo menos biocombustibles en nuestras mezclas. Eso también requiere mayor cantidad de importaciones promedio en términos de importaciones. Terminamos importando el 13% de los combustibles que vendimos, lo que representa una caída con respecto al 15% (de importaciones sobre el total de las ventas), pero aún así está a niveles más altos del 7% que es nuestro promedio histórico”, manifestó Affronti.

La demanda es “robusta” y se acerca a los niveles prepandemia, específicamente al primer cuatrimestre de 2019. YPF incurre en “pequeñas pérdidas” cuando despacha algunos combustibles (como gasoil) en sus surtidores, que “han venido siendo compensadas con subas de precios en los segmentos mayoristas, particularmente reventa y venta de combustibles para aviación”, según sus autoridades.

La posibilidad de conectar Vaca Muerta con Buenos Aires entusiasma al sector energético. Pero la construcción del gasoducto no está a cargo de YPF, sino de la estatal IEASA. El ministro de Economía, Martín Guzmán, se imagina que -tras el gasoducto- el siguiente paso podría ser la construcción de una terminal de exportación de gas licuado.

“Hay oportunidades en gas licuado (GNL), pero estamos a algunos años todavía de eso, y de la materialización de una planta de GNL”, según Alejandro Lew, CFO (director de Finanzas) de YPF. “Como ustedes saben (N. de la R: en referencia a los analistas que hacían preguntas), tomará varios años la construcción (de una terminal) y diría que es un proyecto muy desafiante en términos del capital que requiere”, aseguró.

YPF está haciendo algunos trabajos de análisis de ingeniería y análisis previos, pero es un proyecto a largo plazo. “Creemos que es una oportunidad interesante para el país y para YPF el avance con una terminal de procesamiento de GNL. Y seguramente añadirá oportunidades para monetizar los atractivos recursos que nosotros tenemos, particularmente en Vaca Muerta, de gas natural que podríamos exportar a los mercados globales”, señaló. “Pero es muy dificil predecir un tiempo específico para ese proyecto”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA