Aunque el Banco Central aceleró la suba del dólar, el peso argentino pierde competitividad

Esta semana el Banco Central aceleró la depreciación del peso: el dólar mayorista subió 1,13 pesos, la segunda corrección más alta del año y cerró en $ $ 117,4. El tipo de cambio oficial aumentó 14,2% desde el 1 de enero, contra una inflación superior al 23%.Pese a esta aceleración por parte del Central, con…

aunque-el-banco-central-acelero-la-suba-del-dolar,-el-peso-argentino-pierde-competitividad

Esta semana el Banco Central aceleró la depreciación del peso: el dólar mayorista subió 1,13 pesos, la segunda corrección más alta del año y cerró en $ $ 117,4. El tipo de cambio oficial aumentó 14,2% desde el 1 de enero, contra una inflación superior al 23%.

Pese a esta aceleración por parte del Central, con la inflación corriendo más rápido que la moneda local, el peso argentino pierde competitividad en un escenario de super dólar.  

Así Argentina se vuelve menos competitiva frente al mundo y a su principal socio comercial, Brasil. Según consigna Bloomberg, en los últimos cinco días, el real ha retrocedido 4% y es la moneda que más se ha depreciado en una semana en América Latina.

Sin embargo, en el año el real es la moneda regional que más se ha apreciado, con un alza del 8,53%, mientras el peso argentino es la que más se ha devaluado, con el 12,5%.

La devaluación del real -que hoy cotiza a 5,06 por dólar– se da al mismo tiempo que el Banco Central de Brasil sube la tasa de interés para intentar ponerle freno a la inflación, que ya supera el 12% anual en ese país.

Para algunos analistas, la situación del real podría revertirse. “Es probable que se dispare en los próximos dos meses a medida que el aumento de las tasas de interés y los altos precios de los productos básicos ayudan a restaurar la confianza de los inversionistas en una moneda que ha caído desde abril”, dijo el banco de inversión Barclays, que estuvo entre los pronosticadores más precisos de la evolución del real en el primer trimestre del año.

Barclays pronostica que el real subirá 10% y para fines de junio llegara a $ 4,55. También anticipa que la tasa Selic subirá del 12,75% actual a 13,25% en los próximos meses.

Sin embargo, el probable repunte del real tendrá que enfrentar al super dólar. Desde Balanz advierten que “la aversión al riesgo, junto con la política monetaria en Estados Unidos, está empujando al dólar a niveles de fortaleza nominal no vistos desde 2002“.

En lo que va del año, el dólar lleva una apreciación total de 8,3%, mientras que el euro, la libra y el yen acumulan depreciaciones de 9,4%, 11,2% y 11,2%, respectivamente.

Estas variaciones de las monedas impactan en el Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM), el índice mide el precio relativo de los bienes y servicios de la economía argentina con respecto al de los de los principales 12 socios comerciales del país.

Desde el IERAL marcan que el TCRM del peso viene mostrando un atraso relativo respecto al inicio de la gestión de Alberto Fernández: se encuentra en el punto más bajo desde diciembre del 2019, lo que complica la acumulación de reservas y el superávit comercial.

El índice del TCRM que publica diariamente el Banco Central quedó en 95,9 puntos el 10 de mayo, último dato disponible. El registro está lejos de los 124,2 puntos del 10 de diciembre de 2019 y de los 102,5 puntos del 31 de diciembre del 2021.

En el mediano plazo, el punto más bajo del TCRM se había registrado hace cuatro años, cuando tocó los 91,2 puntos en la previa del inicio de la crisis cambiaria en el gobierno de Mauricio Macri.

Al ser Brasil el principal socio comercial de Argentina, el tipo de cambio bilateral con el real es el que mayor ponderación presenta en el cálculo del TCRM.

El informe del IERAL marca que el TCR versus Brasil se encuentra actualmente en uno de los menores niveles de los últimos 22 años, sólo arriba del observado a finales de 2015 y en los últimos años de la convertibilidad del peso argentino. 

Déficit con Brasil

En lo que va del año, Argentina acumula un déficit comercial con Brasil de US$ 847 millones y se perfila a cerrar el año con un rojo de US$ 2.200 millones. En abril, el déficit fue US$ 230 millones, un salto del 220,4% con respecto al mismo mes de 2021.

De esta manera, el saldo bilateral entre enero y abril fue negativo en US$ 847 millones. La consultora Abeceb anticipa que en los próximos meses el déficit seguirá creciendo. “Hacia adelante se espera que la tendencia de la balanza comercial bilateral a mayor déficit se consolide“, apuntan. Y pronostican que el déficit comercial rondará los US$ 2.200 millones en 2022.

Abeceb advierte que el déficit bilateral para Argentina “sería aún mayor de no ser por las crecientes restricciones a las importaciones y el buen desempeño que están mostrando las exportaciones del sector automotriz, en particular, las perspectivas favorables de las pick ups, menos sensibles al ciclo económico brasilero y más vinculadas a la tracción de sectores como el agropecuario”.

AQ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA