Competencia Oficial, el filme de Cohn-Duprat con Oscar Martínez y Penélope Cruz, tuvo un gran estreno en Estados Unidos

Competencia oficial, la película dirigida por Gastón Duprat y Mariano Cohn y protagonizada por Penélope Cruz, Antonio Banderas y Oscar Martínez tuvo su estreno comercial en Estados Unidos, logrando excelentes cifras. En sólo tres días y en cuatro salas en Nueva York y Los Angeles tuvo una recaudación de 34.000 dólares, un promedio de 8.400…

competencia-oficial,-el-filme-de-cohn-duprat-con-oscar-martinez-y-penelope-cruz,-tuvo-un-gran-estreno-en-estados-unidos

Competencia oficial, la película dirigida por Gastón Duprat y Mariano Cohn y protagonizada por Penélope Cruz, Antonio Banderas y Oscar Martínez tuvo su estreno comercial en Estados Unidos, logrando excelentes cifras. En sólo tres días y en cuatro salas en Nueva York y Los Angeles tuvo una recaudación de 34.000 dólares, un promedio de 8.400 dólares por sala.

La película, estrenada mundialmente en el Festival de Cine de Venecia y exhibida por primera vez en Estados Unidos en el Festival de Tribeca de Nueva York, expandirá su estreno la semana que viene a Boston, Filadelfia, Phoenix y Washington, para luego llegar a todo Estados Unidos el 1 de julio.

El film tuvo excelentes críticas de los medios estadounidenses. Entre otras, The New York Times expresó que “Oscar Martínez, Penélope Cruz y Antonio Banderas dan una clase magistral de actuación. Duprat y Cohn mantienen la narración en un tono de farsa genial con erupciones de fuertes dosis de sentimiento”.


Martínez, Cruz y Banderas “dan una clase magistral de actuación”, dijo The New York Times en su crítica.

The New Yorker afirmó que “los encuadres son súper precisos, los picos emotivos están muy bien administrados, y hay un glorioso gag que involucra a una roca gigante que hubiese sido el orgullo del maestro Jaques Tati”.

La semana pasada, como paso previo al estreno comercial del film, Gastón Duprat, Mariano Cohn y Andrés Duprat se hicieron presentes junto a Penélope Cruz y Antonio Banderas en la alfombra roja del Festival de Tribeca de Nueva York, donde la película fue aclamada en su proyección de estreno.

El Festival de Tribeca fue fundado por el mítico actor Robert De Niro, quien rodó semanas atrás en Buenos Aires para la serie de cinco capítulos de nombre Nada, escrita y dirigida por los propios Duprat y Cohn, protagonizada por Luis Brandoni, donde De Niro hace una participación especial en los primeros cuatro episodios y es la estrella invitada en el último capítulo.


Los directores Gastón Duprat y Mariano Cohn siguen con su habitual mirada ácida allí donde enfoquen. Foto Martín Bonetto

La trama

En busca de trascendencia y prestigio social, un empresario multimillonario decide hacer una película que deje huella. Para ello, contrata a los mejores: un equipo estelar formado por la celebérrima cineasta Lola Cuevas (Penélope Cruz) y dos reconocidos actores, dueños de un talento enorme, pero con un ego aún más grande…

El actor de Hollywood Félix Rivero (Antonio Banderas) y el actor radical de teatro Iván Torres (Oscar Martínez). Ambos son leyendas, pero no exactamente los mejores amigos. A través de una serie de pruebas cada vez más excéntricas establecidas por Lola, Félix e Iván deben enfrentarse no solo entre sí, sino también con sus propios legados.


Robert De Niro, el “dueño de casa” en el Tribeca Festival, hace unos días, junto a Al Pacino antes de la proyección de “Heat”. Foto AP

A los sopapos

El 17 de marzo, tras su estreno en Argentina, la crítica de Clarín, lo destacaba así: “Cine de choque, de sopapos es el de Cohn y Duprat. Priorizan cachetear a los protagonistas como también al público, como pretendiendo sacarlos de la modorra, del acostumbramiento, de lo ya establecido o probado. Como Lola hace con Félix e Iván.

“Es una historia en la que los juegos de poder, el sincerarse o no, están allí arriba, en el centro del cuestionamiento. ‘Tú también te arrastras por dinero, sólo que por menos que yo’, se defiende el personaje de Banderas ante los ataques del de Martínez. Las zancadillas son constantes, filosas, los diálogos son puntuales, precisos, no les sobra ni les falta nada.

Todas estrellas consagradas, se sabe que los actores aportaron experiencias en rodajes previos, situaciones que podían bordear el ridículo que vivieron con otros compañeros de elenco para que los ensayos, que es en verdad el núcleo de la película, resultaran lo más divertido, sorpresivo y, de nuevo, desestabilizante“, decía la crítica de Pablo Scholz.

CJL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA