Santiago Cafiero y el avión venezolano-iraní: “No teníamos información de que no podía entrar a la Argentina”

El canciller Santiago Cafiero ratificó este jueves en las Naciones Unidas el reclamo argentino sobre las Malvinas, el objetivo principal de su viaje a Nueva York, donde vio también a inversionistas. El funcionario viajó en medio de la controversia por el avión de una compañía iraní señalada por Estados Unidos como soporte del terrorismo que…

santiago-cafiero-y-el-avion-venezolano-irani:-“no-teniamos-informacion-de-que-no-podia-entrar-a-la-argentina”

El canciller Santiago Cafiero ratificó este jueves en las Naciones Unidas el reclamo argentino sobre las Malvinas, el objetivo principal de su viaje a Nueva York, donde vio también a inversionistas. El funcionario viajó en medio de la controversia por el avión de una compañía iraní señalada por Estados Unidos como soporte del terrorismo que quedó varado en Ezeiza, con sus tripulantes detenidos y, a pesar de los detalles inquietantes que han trascendido, no mostró preocupación sobre el tema y dijo que para que el Gobierno actúe necesita conocer los detalles del caso que está en manos de la Justicia.

Luego de su discurso en el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, donde reclamó al Reino Unido reiniciar el diálogo por las islas, Cafiero recibió a periodistas, entre ellos Clarín.

Sobre el llamado a negociar sobre las islas, que es una constante de todos los gobiernos ante este comité, dijo que el planteo sirve “para que el tema de Malvinas no se diluya con el tiempo” y para reafirmar la posición argentina de “reclamo pacífico y diálogo democrático para resolver la controversia de la soberanía”.

El canciller señaló que lo distintivo esta vez es “una cuestión más emocional, que tiene que ver con los 40 años del conflicto en el Atlántico sur” y manifestó su preocupación por “elementos nuevos como documentos desclasificados británicos que arrojaron información sobre sospechas de que habían existido armamento nuclear en la zona de conflicto, algo que el Reino Unido había negado”.

Cafiero señaló que cerca de la mitad de la población de la isla son militares y que eso genera inquietud. “Hemos presentado quejas en los foros pertinentes sobre las operaciones militares que se hacen allí, hasta ensayos misilísticos en esa zona”, afirmó y agregó que “la gran mayoría de la comunidad del Atlántico sur, sobre todo los países de la CELAC, en su gran mayoría han planteado que es una zona de paz y que no debe ocurrir”.

Consultado sobre el controvertido vuelo retenido en Ezeiza, con su tripulación bajo investigación, Cafiero fue cauteloso y remitió el tema a lo que diga la Justicia.

Al comienzo, algunos funcionarios dijeron que el piloto del vuelo podía ser un homónimo, que podrían ser instructores, y ahora señalan que el Gobierno acatará lo que diga la justicia. ¿Hubo un cambio de posición?

– No, yo dije el lunes 13 que era una investigación que estaba siguiendo la Justicia y que lo que determinara la Justicia era lo que el Gobierno iba a hacer. Luego la Justicia determinó que la investigación sea bajo secreto de sumario, con lo cual no hay elementos hoy para hacer análisis. Después, en términos prácticos, el Gobierno va a cumplir la resolución judicial.

¿Y entonces por qué salieron los funcionarios a emitir hipótesis diversas?

– La verdad no sé cuál fue el tono de los reportajes, pero no creo que le hayan estado preguntando qué es lo que iba a hacer la Argentina.

¿Creen que el avión está vinculado al terrorismo?

– Insisto con esto: la investigación tiene secreto de sumario y el Ejecutivo hoy no tiene elementos. Los elementos los tiene el juez para determinar ese fin, para tomar una definición y para definir qué es lo que pasa con el avión y con su tripulación.

Pero Mahan Air fue sancionada por el Tesoro de Estados Unidos, la vincularon a Irán, a Hezbollah, a actividades terroristas en el mundo. La venezolana Conviasa también fue sancionada por Estados Unidos. Hubo alertas. ¿Nada les indica a ustedes que ese avión puede representar un riesgo para la seguridad nacional?

– El Gobierno hoy no tiene elementos de la investigación. Los elementos de la investigación los tiene la justicia, no los tiene el Ejecutivo.

¿No creen que el avión puede ser un riesgo para la seguridad del país?

– No es un tema de creencia, es un tema de que no tenemos elementos hoy porque los elementos los tiene la Justicia. No los tiene el Estado nacional.

Pero hay elementos que tiene la Justicia y son públicos como por ejemplo las sanciones del Departamento del Tesoro, las alertas de Paraguay… ¿Eso está en el expediente judicial o no?

– La investigación la está llevando adelante la Justicia y esa investigación es la que va a tener la respuesta para todo lo que me están preguntando. El Gobierno no tiene respuesta para eso porque no está llevando adelante la investigación. Hay que ver qué de esos elementos está tomando el juez como información fidedigna para la investigación.

¿No les causa ninguna alarma o ninguna inquietud?

– El Gobierno actuó.

– ¿Cómo?

– Con retener el avión y con dar cuenta a la Justicia. La Justicia tomó intervención.

Pero el avión fue a Ezeiza, luego a Córdoba y después volvió y recién ahí actuaron porque no le cargaban combustible…

– Porque las fuerzas de seguridad no tenían la información en ese momento. Cuando entra no había información de que no podía entrar a la Argentina. La autoridad aeronáutica de la Argentina no la tenía, no tenía esa información por eso lo dejaron entrar. Después que sucedió y se despertaron algunas sospechas e irregularidades, yo no sé bien que es lo que pasó, las fuerzas de seguridad retienen el avión y le dan procedimiento a la Justicia. Hoy todas las respuestas que ustedes quieren están en un expediente judicial, no lo tiene el Gobierno, o el Estado nacional.

– Hay países como Uruguay que no lo dejaron entrar ¿Eso no genera una alarma de que algo falló en haberlo dejado entrar?

– Ya tenés una sentencia de la investigación…

– No, es información de que otros países no lo dejaron entrar y Argentina sí.

– Las respuestas están en un expediente judicial que tiene secreto de sumario. Yo no tengo elementos para saber qué es lo que el juez y el equipo de investigación está matizando para decir qué información es correcta, qué información va llevar la investigación. Está en un expediente que yo no conozco.

– ¿Tuvo contactos directos con funcionarios de Estados Unidos o de Israel sobre el avión?

– No. Yo no, la Cancillería no.

¿Les preocupa las implicancias que esto pueda tener desde el punto de vista de la política exterior?

– La Argentina hasta el día de hoy no ha tenido ninguna comunicación de parte de ningún país que implique ningún tipo de objeciones con lo que la Justicia está haciendo. Desde el punto de vista de la política exterior, que es la órbita nuestra, no hemos tenido ninguna comunicación en relación con el caso.

¿La interna en el Frente de Todos condiciona la política exterior? ¿Le han preguntado sobre esa pelea los inversionistas aquí?

– Las diferencias sobre el debate interno que tenemos en nuestro frente, que no se ocultan ni mucho menos sino que cada uno las expresa con libertad, nos parece que no tiene un correlato con la política exterior.

¿Y en los casos de Nicaragua, Venezuela o Cuba?

– Argentina en eso tiene una posición firme sobre la defensa de los derechos humanos, sobre el reclamo y las alertas de las violaciones de los derechos humanos, en Nicaragua lo hemos planteado. Nuestra política exterior es consecuente con los valores que expresa la Argentina en su historia y sobre todo, con lo que expresa nuestro espacio político.

¿Qué esperan obtener de la reunión de Alberto Fernández con Joe Biden a fines de julio?

– Lo primero y principal es fortalecer el vínculo bilateral. Ese es el desafío. Un vínculo que entre Argentina y Estados Unidos se había aplacado mucho y tenemos ahora la oportunidad con la administración Biden de poder recuperarlo. Hay inversiones de capitales americanos que son muy dinámicas en nuestro país. Hay sectores como los servicios basados en conocimiento que exportan el 50% del mercado es Estados Unidos. Es decir, hay una interrelación comercial y económica que queremos continuar intensificando y también tenemos un déficit de balanza comercial que precisa de más inversiones americanas en la Argentina para que aumente la oferta exportable.

– ¿Esperan algún avance concreto con el tema del biodiésel?

– No creo que sea un tema de debate de ambos presidentes. Pero sí de los equipos que permanentemente estamos trabajando para resolverlo.

Nueva York. Corresponsal

Mirá también



TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA