La UCR firmó la pipa de la paz en Provincia y sale a hacer casting de candidatos a gobernador

Hace poco más de un año, la interna de la UCR bonaerense se definió en la Justicia. Gustavo Posse se negó durante meses a reconocerle autoridad de su vencedor, Maximiliano Abad, al punto de ir a las PASO con el macrista Diego Santilli. Pero ayer el intendente de San Isidro firmó la pipa de la…

la-ucr-firmo-la-pipa-de-la-paz-en-provincia-y-sale-a-hacer-casting-de-candidatos-a-gobernador

Hace poco más de un año, la interna de la UCR bonaerense se definió en la Justicia. Gustavo Posse se negó durante meses a reconocerle autoridad de su vencedor, Maximiliano Abad, al punto de ir a las PASO con el macrista Diego Santilli. Pero ayer el intendente de San Isidro firmó la pipa de la paz con el fogonero de la candidatura de Facundo Manes y se acopló a la cumbre gastronómica que selló la unidad partidaria en La Plata.

La excusa de la convocatoria a los 32 intendentes, legisladores nacionales, provinciales y caudillos locales fue el festejo del triunfo del delegado bonaerense Gastón Manes -hermano del aspirante presidencial- al frente de la estratégica Convención Nacional del radicalismo.


Maximiliano Abad, Gastón Manes, Alejandra Lordén y Daniel Salvador, este sábado en La Plata.

La motivación política consistió en desafiar el liderazgo macrista dentro de Juntos por el Cambio. Y la carta oculta terminó siendo el inicio de un casting para instalar un candidato competitivo para la interna por el Gobernación.

No se trata de un casting al estilo del larretismo porteño, que busca nutrir al PRO de candidatos de la sociedad civil, sino de la selección de una figura propia que sirva como complemento de una boleta nacional encabezada por Facundo Manes.

Fuentes partidarias le aseguraron a Clarín que Posse se autopostuló para acompañar al neurocientífico en una charla reservada con Daniel Salvador, antecesor y socio de Abad en el Comité Provincia. Tiene en su haber experiencia de gestión y el aval de una porción de sus antiguos aliados, como Federico Storani y Juan Manuel Casella. En cambio, Martín Lousteau fogonea al diputado porteño Martín Tetaz, quien sin embargo no acompañó en el almuerzo a los referentes provinciales de Evolución, Pablo Domenichini y Danya Tavela.

Con todo, los ojos de la mayoría están puestos en la voluntad de Abad de anotarse en la lista de competidores que deberán luego desafiar a los macrista Santilli, Cristian Ritondo o algún otro que termine captando la atención de sus socios para las PASO provinciales. El jefe del bloque de diputados aliancistas saldrá a caminar el territorio para probar si los nudos que ató hacia dentro del partido le dan margen para jugar afuera. Es quien más insiste en que el candidato a gobernador será arrastrado por la boleta nacional.

Con menos chances, en el pelotón de aspirantes se anotan el titular dl Foro de Intendentes, Carlos Fernández, mandamás de Trenque Lauquen, y la diputada nacional Karina Banfi, quien estuvo a punto de secundar a Mauricio Macri en la fórmula presidencial de 2019 hasta que irrumpió a último momento Miguel Pichetto.

“Venimos acá a proclamar la unidad radical. Porque el radicalismo cambió el chip, ha modernizado su praxis política y sus metodologías, y hoy es un partido con vocación de poder, que forma a sus dirigentes, que construye candidaturas competitivas y que se prepara para ser opción de gobierno”, sostuvo Abad antes 500 comensales en un salón platense.

Gastón Manes, el homenajeado, cerró: “Durante muchos años a los radicales se nos ha subestimado. Esa subestimación nos hizo más fuertes, nos hizo más sabios, hemos aprendido mucho desde el llano. Hoy hemos recuperado el autoestima y tenemos que convencernos de que debemos conducir, porque eso es lo que la sociedad nos pide”. Facundo no pudo llegar a tiempo de su gira de campaña por Catamarca.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA