Roberto García Moritán fue a un piquete y pasó de todo: selfies, gritos y un cara a cara con Eduardo Belliboni

Roberto García Moritán se acercó al corte que se efectuaba en la Avenida 9 de julio para hablar con la gente y se encontró con dos situaciones antagónicas: desde los que lo criticaron por estar ahí y le pidieron a los gritos que se fueran hasta aquellos que se sacaron fotos y le demostraron su cariño.…

roberto-garcia-moritan-fue-a-un-piquete-y-paso-de-todo:-selfies,-gritos-y-un-cara-a-cara-con-eduardo-belliboni

Roberto García Moritán se acercó al corte que se efectuaba en la Avenida 9 de julio para hablar con la gente y se encontró con dos situaciones antagónicas: desde los que lo criticaron por estar ahí y le pidieron a los gritos que se fueran hasta aquellos que se sacaron fotos y le demostraron su cariño. El legislador mostró el video de lo sucedido en sus redes sociales y publicó dos mensajes contundentes donde apuntó con dureza contra Eduardo Belliboni.

Quién es Eduardo Belliboni, el piquetero crítico de Mauricio Macri y Cristina Kirchner que lidera los acampes contra el Gobierno

“Esto me pasó hoy en el corte de la 9 de julio: decenas de mujeres se acercaron a contarme sus problemas y pedir fotos. A los CEOs de la pobreza no les gustó nada y me echaron a los gritos mientras a ellas las agredían por haberme escuchado”, fue el primer mensaje de Moritán quien mostró además el video de lo sucedido.

Belliboni: “¿Cómo te podés sacar fotos con un cheto?”

El líder del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, cuestionó a los presentes y les preguntó: “¿Cómo te podés sacar fotos con un cheto?”. A lo que Moritán contestó que “lo único que estaba haciendo es escuchar”. Una mujer muy enojada le gritó durante un largo lapso. Otra de las presentes intentó defenderlo y sin dudarlo la piquetera lo acusó de “violento”.

Roberto García Moritán: “La Argentina hoy está muy corrida hacía la izquierda”

Lo cierto es que la actitud del legislador no cambió en ningún momento. Calmo y con ánimo de hablar con la gente, Moritán de mantuvo firme en su postura. “¿Saben por qué pasa esto? Porque los CEOs de la pobreza viven de vender que son los únicos que se interesan por los pobres. No quieren que nadie ayude, resuelva o escuche. Si se acaba la pobreza, se les acaba el curro. Acá quedaron expuestos”, detalló más en su cuenta oficial Moritán.

En una entrevista mencionó que su idea era probar que no todos son “hostiles”.

MCP / ED

También te puede interesar