Polémica en Catamarca: con una extraña excusa, un ministro explicó por qué no construye escuelas

Isauro Molina, ministro de Ciencia e Innovación Tecnológica de Catamarca, visitó la localidad de San Pedro de Guasayán con motivo de la celebración del Día de la Bandera. Se trató de una aparición pública de agenda, casi rutinaria, de un funcionario de segundo orden provincial. Salvo por un detalle: cuando un grupo de estudiantes se…

polemica-en-catamarca:-con-una-extrana-excusa,-un-ministro-explico-por-que-no-construye-escuelas

Isauro Molina, ministro de Ciencia e Innovación Tecnológica de Catamarca, visitó la localidad de San Pedro de Guasayán con motivo de la celebración del Día de la Bandera. Se trató de una aparición pública de agenda, casi rutinaria, de un funcionario de segundo orden provincial. Salvo por un detalle: cuando un grupo de estudiantes se acercaron a pedirle que les construyan una escuela, él se descolgó con una respuesta, al menos, extraña y abrió un escándalo inesperado.

“No podemos hacer escuelas para alumnos que no existen”, les contestó, en la cara, el ministro provincial a las jóvenes que le entregaron el petitorio. Pasmadas, las estudiantes se quedaron observándolo gesticular en el aire.

La visita a San Pedro, una localidad que está ubicada a 85 kilómetros de la capital y está repartida entre Catamarca y Santiago del Estero, obedeció al acto oficial por el Día de la Bandera. En medio del relajado protocolo, una docena de estudiantes de la Escuela Secundaria n° 87 pidieron usar el micrófono para hacerle un pedido muy especial a Molina.

“Le presentamos esta nota porque nosotros soñamos con tener nuestro propio establecimiento, donde el día de mañana nuestros hermanos y quizás nuestros hijos en el futuro puedan tener su establecimiento propio. Y también para que, una vez que la escuela secundaria tenga su establecimiento, se pueda gestionar que nos traigan carreras para acá porque nosotros nos tenemos que ir a otros lados y no nos alcanzan los recursos”, dijo la adolescente que encabezó la solicitud.


Isauro Molina, ministro de Ciencia e Innovación Tecnológica de Catamarca, dio una respuesta llamativa a estudiantes.

Isauro Molina fue uno de los primeros en aplaudir a la joven, antes de que terminara de hablar. Es que el mensaje había sido dirigido directamente al intendente de Santa Rosa, Elpidio Guaraz.

El jefe comunal, que en las últimas semanas quedó al borde de la imputación por abusar sexualmente de una adolescente, recibió la carpeta con el proyecto, se sumó a las palmas y le estampó un beso a la estudiante. Veloz, recogió el guante, pero redireccionó el reclamo hacia las autoridades provinciales, representadas por Molina.

“No depende de nosotros la construcción, pero sí vamos a construir un trabajo que sea para gestionar un trámite”, remarcó el intendente. Antes de pasarle la pelota al ministro, le soplaron al oído y le arrancaron un compromiso: “¿La donación del terreno? Eso sí lo podemos hacer”.

“Bieeeeen”, celebró Molina, que dejó los aplausos, acomodó el micrófono y se despachó con su improvisado discurso.


Elpidio Guaraz, intendente de Santa Rosa. Foto El Ancasti

Qué dijo el ministro catamarqueño para negarle “el sueño” de la escuela propia a los estudiantes

“Me parece maravilloso que estén unidos para lograr una meta”, arrancó el funcionario, que en el inicio mismo puso reparos y despertó incredulidad con sus palabras. “También tenemos que ser conscientes de que la demanda potencial de matrícula, la cantidad de chicos que van a asistir al sistema educativo, es cada vez menor”, evaluó, mientras sus manos danzaban en busca de argumentos.

“Por el impacto tecnológico, los chicos van a estudiar cada vez menos en la escuela y más en sus propios hogares, como los padres van a trabajar cada vez más en sus hogares”, continuó el ministro de Ciencia, que frenó algún intento de respuesta del público.


Isauro Molina, ministro de Ciencia e Innovación Tecnológica de Catamarca. Foto Facebook

Acto seguido, deslizó un curioso cuestionamiento a los estudiantes. “Es muy importante que ustedes, cuando hagan una solicitud, hagan un estudio de lo que se llama demanda potencial”, dijo el funcionario. En un solo movimiento de cintura, esquivó responsabilidades y se las encajó a las jóvenes.

Haciendo montoncito con los dedos, prosiguió con su retorcida explicación. “El censo reciente indica que en general la densidad poblacional está bajando en la Argentina. No podemos hacer escuelas para alumnos que no existen, que tienen que ver con nuestro deseo o nuestra fantasía“, remató Molina, con las manos fuera de control, como dirigiendo una orquesta que sí era inexistente.

Al final también dejó promesas: dijo que los alumnos deben estar tranquilos porque, como “todo se hace a través de la tecnología”, tendrán un espacio para estudiar hasta en “posposgrado” o “nivel cuaternario”.

Desesperado, el intendente luchaba para sacarle el micrófono. Cuando lo logró, reiteró su compromiso de cesión del terreno para la escuela y en segundos disolvió la reunión.


Isauro Molina, ministro de Ciencia e Innovación Tecnológica de Catamarca. Foto Facebook

Polémica y pedido de renuncia en Catamarca

Tras la difusión de las declaración de Molina, el ministro recibió numerosas críticas desde el sector educativo y político. Incluso en el ámbito provincial llegaron a opinar que el funcionario debe renunciar a su puesto.

“Si el ministro de Ciencia e Innovación Tecnológica, Isauro Molina, no conoce los datos del Censo 2022, donde se revela que la densidad poblacional aumentó, ya que éramos 40 millones y ahora somos 47 millones, debe renunciar“, escribió el diputado provincial Hugo Ávila en su cuenta de Facebook.

Por su parte, el senador nacional Flavio Fama mandó a Molina a estudiar matemáticas.

“Habría que decirle al ministro que estudie matemáticas, porque densidad poblacional es la cantidad de habitantes por kilómetro cuadrado, y a menos que la Argentina haya duplicado su superficie en los últimos 10 años, el último Censo nos da que hay 7 millones de personas más que en 2010″, hizo números Fama.

También repartió cuestionamientos al intendente (“El terreno ya estaba, pero no construyeron nada porque no les importa la educación”) y apuntó al gobernador Raúl Jalil. “Tiene las prioridades cambiadas. La salud, la educación y la seguridad no son su prioridad, por eso privan a los jóvenes de formarse y capacitarse para el mundo del trabajo”, concluyó Fama, según recogió el diario local El Esquiú.

DS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA