La defensa de Secco busca la nulidad del juicio por considerarlo un caso de “lawfare”

Mario Secco, intendente de Ensenada. Foto archivo: Raúl Ferrari La defensa del intendente de Ensenada, Mario Secco, pidió la nulidad del juicio oral en contra del jefe comunal por su irrupción en el recinto de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires en 2017, al considerar que “está acreditado que no cometió…

la-defensa-de-secco-busca-la-nulidad-del-juicio-por-considerarlo-un-caso-de-“lawfare”
Mario Secco, intendente de Ensenada. Foto archivo: Raúl Ferrari

La defensa del intendente de Ensenada, Mario Secco, pidió la nulidad del juicio oral en contra del jefe comunal por su irrupción en el recinto de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires en 2017, al considerar que “está acreditado que no cometió ningún delito” y que la causa representa un caso de “lawfare”.

“Esto es netamente político, no jurídico. Quieren proscribirme. Es un vuelto a los pensamientos de uno de los soldados más grandes que tiene Cristina Kirchner”, dijo Secco en declaraciones formuladas a Télam.

El dirigente advirtió que “lo que le hacen a Cristina a nivel nacional me lo hacen a mí en la provincia” y señaló que “inventaron acusaciones que no tienen nada que ver con lo que sucedió porque quieren demostrar el poderío que tienen en la Justicia”.

Secco está acusado de “coacción agravada, resistencia a la autoridad y perturbación al ejercicio de funciones públicas” por haber ingresado al recinto de la Cámara de Diputados bonaerense durante el cuarto intermedio de una sesión que se realizó el 14 de diciembre de 2017, mientras se discutía la reforma jubilatoria de los trabajadores del Banco Provincia.

Ese día, en las inmediaciones de la Legislatura bonaerense, empleados del Bapro marcharon en rechazo a la sanción de la norma que había impulsado la gestión de María Eugenia Vidal y que hoy busca derogar el gobernador Axel Kicillof.

“Se desató una represión inusitada y los legisladores del peronismo solicitamos un cuarto intermedio para salir a la calle y evitar esa represión”Susana González

La protesta

Los manifestantes fueron reprimidos por personal policial, y Secco, que participaba de la marcha, intentó detener aquel ataque.

Al respecto, la vicepresidenta del bloque del Frente de Todos (FdT) en la Cámara baja, Susana González, dijo a esta agencia que aquella tarde “Vidal puso en tratamiento 11 proyectos de ley sin despacho de comisiones, ni discusión: se estaba por modificar el régimen jubilatorio del Bapro y se movilizaron todos los gremios. Secco participó de la marcha”.

“Se desató una represión inusitada y los legisladores del peronismo solicitamos un cuarto intermedio para salir a la calle y evitar esa represión”, prosiguió González y detalló que junto a los dirigentes Miguel Funes, Florencia Saintout, Lauro Grande, Walter Abarca, Carlos “Cuto” Moreno, Juan Debandi y Guillermo Kane (del FIT) pidieron a los efectivos policiales que “paren los ataques”.

“Un grupo de diputados salió y me invitó a entrar al recinto a denunciar la balacera, por lo que ingresé con ellos, se ve en las imágenes periodísticas”Mario Secco

Sostuvo que, luego, esos legisladores le requirieron a Secco y a un grupo de trabajadores municipales que ingresaran al recinto, donde éste se paró en el estrado y “exhibió ante los diputados presentes los cartuchos de balas de goma y gases lacrimógenos que habían sido disparados contra los manifestantes”.

Secco describió que fue invitado a la marcha por las organizaciones obreras y recordó que en la plaza San Martín, entre la Gobernación y la Legislatura, “empezaron a tirar balazos e hirieron a muchos compañeros de manera cobarde”.

Contó que “después, un grupo de diputados salió y me invitó a entrar al recinto a denunciar la balacera, por lo que ingresé con ellos, se ve en las imágenes periodísticas”, dijo y añadió que “los medios hegemónicos dijeron que llevé piedras, cosa que es mentira porque lo que mostré fueron las vainas con que llenaron de tiros a los trabajadores”.

El dirigente advirtió que “lo que le hacen a Cristina a nivel nacional me lo hacen a mí en la provincia”. Foto: Archivo

La defensa de Secco

Sus abogados cuestionan que una vez que el intendente abandonó el edificio de la Legislatura arribó al recinto el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta “intentando actuar de oficio ante un hecho de flagrancia”.

“No había transmisión de la sesión en directo, con lo cual alguien lo llamó para que inicie un proceso judicial, porque es un hombre del procurador Julio Conte Grand, que es de Cambiemos. Pidieron armar una causa para meterme preso”, remarcó el mandamás de Ensenada.

“Cuando se retomó la sesión, cuestioné su presencia -ya que no había manera de que él estuviera al tanto de lo que ocurría porque no había transmisión- y su competencia, ya que no tenía precepción del hecho. Además, la fiscal en turno era Leila Aguilar”, describió.

Indicó que “posteriormente, el fiscal general Héctor Vogliolio dispuso que la instrucción de la causa quedase a cargo de Condomí Alcorta y Marcelo Romero”, y expuso que “entonces comenzó una avanzada mediática en donde se decía que Secco tiró piedras en el recinto e ingresó a la Cámara con una patota”.

“Pidieron armar una causa para meterme preso”Mario Secco

Rememoró que el fiscal Romero fue apartado del expediente cuando estaba a punto de pedir la detención del jefe comunal, en diciembre de aquel año, y la causa quedó en manos de la fiscal Ana Medina, quien solicitó la elevación a juicio que fue avalada por el juez de Garantías Guillermo Atencio y confirmada por la Cámara de Apelaciones de La Plata.

“La fiscal Medina pudo acreditar que no se interrumpió la labor legislativa porque no había sesión. Secco declaró, acompañamos la copia taquigráfica de la sesión donde consta que no se interrumpió sesión, citaron a dos diputados de la oposición y declararon que no se sintieron intimidados, amenazados, ni tuvieron temor”, señaló González.

Subrayó que, de hecho, “hablan de coacción para demostrar que él amenazó para que no se votaran las leyes, pero las normas se votaron en 5 minutos”.

“No obstante, la fiscal elevó la causa a juicio oral. La causa se paró por un año hasta que hace un mes la reactivaron, en el marco de una denuncia penal que hice contra la administración del Astillero Río Santiago (ARS) en la época de Vidal y el procurador Conte Grand por malversación de fondos y lavado de activos”, remarcó González.

La denuncia

La acusación fue radicada ante el juez federal Alejo Ramos Padilla contra el exinterventor del ARS Daniel Capdevilla durante el Gobierno de Cambiemos, en el marco de una causa por “malversación de fondos y lavado de activos” por 95 millones de dólares en perjuicio de la administración publica.

“El 12 amplié esa denuncia y el 15 designan a Romero como fiscal de juicio sin fundamentación alguna. Creemos que es porque lo quiso meter preso y quien se prestará al show de pedir la prisión e inhabilitaron”, afirmó la letrada.

El Tribunal Oral Criminal (TOC) N° 2 de La Plata fijará fecha este mes para el juicio oral y público de Secco, para el que fue designado el fiscal de instrucción Marcelo Romero como responsable acusatorio en el juicio oral.

La acusación que enfrenta el intendente establece penas de 5 a 10 años de prisión y la posibilidad de ser inhabilitado para ejercer la función pública.

Para González “no hay dudas de que es un caso de lawfare: no cometió los delitos que dicen que cometió y tuvo 6 cambios de fiscales sin justificación alguna. Lo persiguen por haber sido uno de los pocos que enfrentó a Vidal. Quieren disciplinar al resto. Por eso presentamos una recusación contra el cambio de fiscal y pedimos la nulidad de la causa”, cerró.

En igual tono, Secco manifestó que “la causa la armaron Conte Grand, Mauricio Macri y Vidal. No les alcanza con elevarla a juicio, sino que tomaron la decisión de poner a Romero, un jugador de Cambiemos, como fiscal”, denunció.

Analizó que “es una barbaridad” y recalcó que los criminalistas más prestigiosos le aseguran que no existen antecedentes en territorio bonaerense “de que se eleve a juicio oral una causa armada y netamente política”.

La semana pasada, Kicillof respaldó a Secco y consideró que se trata de una “persecución” por las posiciones políticas que tuvo durante el macrismo.