Mirtha Legrand protagoniza la publicidad de La casa del dragón, la precuela de Game of Thrones

La vida te da sorpresas y Mirtha Legrand bien lo sabe. La gran diva de la televisión regresa con La noche de Mirtha a El Trece en septiembre, pero antes de eso, este jueves 18, será una Targaryen, la dinastía familiar de Game of Thrones. Porque ella es la estrella del spot promocional de La Casa…

mirtha-legrand-protagoniza-la-publicidad-de-la-casa-del-dragon,-la-precuela-de-game-of-thrones

La vida te da sorpresas y Mirtha Legrand bien lo sabe. La gran diva de la televisión regresa con La noche de Mirtha a El Trece en septiembre, pero antes de eso, este jueves 18, será una Targaryen, la dinastía familiar de Game of Thrones. Porque ella es la estrella del spot promocional de La Casa del Dragón (House of the Dragon), la precuela de la serie, que se verá desde el domingo 21 por HBO Max.

A sus 95 años, y tras la reclusión obligada por la pandemia, tiene semanas súper activas, va a estrenos y galas, y el miércoles 10 estuvo casi en cadena nacional cuando salió de su casa para firmar el contrato con El Trece, que marca su vuelta a la TV de sus mezazas. Pero ella, que maneja los hilos de la comunicación como nadie, se cuidó muy bien de no filtrar dos noticias que son una bomba.

Y, claro, disfruta de su regreso al set, hace tres semanas en los Estudios Cuyo, luego de diez años de La Dueña (la serie que emitió Telefe en 2012) y a cincuenta y ocho de Con gusto a rabia, su última película. Nos lo hace saber a través del teléfono, que atiende complacida, ansiosa además de brindarnos en exclusiva también su otra primicia. Porque Mirtha está feliz.


Mirtha Legrand, como una Taryagen, en la publicidad de La casa del Dragón.

Mirtha sabe guardar los secretos

-Le confieso que lo nuevo suyo me sorprendió.

-¿Qué es lo nuevo? ¿Lo de Game? (repregunta pícara)…

-Tenía a todos pendientes de su firma en eltrece, pero en el mientras tanto volvió a actuar y logró que no trascendiera. Es decir que, contra lo que se cree, usted sabe guardar un secreto.

-(se ríe) No, no sé guardar un secreto, jajá. Éste sí, porque Nacho (Ignacio Viale, su nieto) me pidió tanto tanto que no dijera nada que accedí a su pedido. Cuando es muy serio lo guardo, cuando es una frivolidad no, desde luego.

-¿Qué la sedujo de aceptar ser la protagonista de este spot de “La Casa del Dragón”?

No he visto nunca esa serie, pero Nacho me explicó de qué se trataba. Me atrajo la idea, era muy tentador porque tenía que estudiar, se iba a filmar en los estudios de Martínez y estaba sola, no tenía que dialogar con nadie, no es que eso me moleste, sino que uno lo hace más rápido cuando es solo y sin diálogos.

Y Nacho me dijo: “Mirá abu, te eligieron a vos en la Argentina como la más famosa, la más popular”. No sé… Me elogió muchísimo y me sedujo. Me contó que en Inglaterra habían visto una foto mía con una corona o algo parecido y me seleccionaron.

-La eligieron en un insight de las redes como “la persona” para representar a la dinastía Targaryen de la serie.

-Sí, de los Thrones. Así fue exactamente. Y eso me llenó de orgullo y el equipo era muy encantador. Fui a grabar a la una y volví a las seis de la tarde. Fueron amorosos, me mandaron al camarín tés y cositas ricas, todo muy cuidado. Y lo pasé muy muy bien.

Tuve la sensación de que estaba filmando una película, porque esos antes eran estudios y enfrente está Paramount. Esa era una zona cinematográfica, después ya compraron los canales, pero eran estudios de cine, así que cuando entré al estudio hasta el olor… El olor de los sets de cine es especial y me hizo acordar a cuando hacía tanto cine, no allí sino enfrente, que era Argentina Sono Film.

-Imagino que fue movilizante volver a un set después de tantos años.

-Sí, fue recordar… Fue un instante cuando entré, después ya no porque estaba preocupada con la letra, tenía que hablar bastante y por ahí con los años no se recuerda tan fácilmente. Antes yo leía y recordaba, ahora tengo que estudiar mucho más.

Hay una lámpara en mi cuarto, y le hablo a la lámpara para estudiar, jajá. Miro la lámpara para que me recuerde la letra…Cosas a las que uno recurre para tener memoria, para acordarse, que es lo más difícil. Sobre todo que aquí no eran diálogos, eran monólogos, con nombres extraños, así que no era tan fácil.

-Que no le eran familiares porque usted, como me contaba, no ha visto la serie.

-Sí. Pero estaba el decorado tan bien hecho, una mesa espléndida de la época, ¿no? Yo no sé de qué época es, no sé ubicarla bien, me habían hecho una túnica preciosa con una capa, sin corona eh, no tenía corona.


Mirtha Legrand promocionando La casa del Dragón.

-Está ambientada hace más de seiscientos años.

-Sí, seiscientos años… ¡Volví a mi casa encantada! Cuando terminé de grabar, recibí un aplauso cerrado que duró cinco minutos, jajaja, ¡Todo el personal! Entonces es lindo destacarlo, porque no se acostumbra a hacer eso, pero empezó uno y empezaron a aplaudir todos, todos, así que dije: “Bueno, mi actuación no ha sido en vano”.

Fue impresionante, casi lloro porque ¡no se acababa nunca! Yo estoy muy sensible, todas las cosas que me recuerdan mi pasado, mi carrera, mis filmaciones y mis actuaciones me conmueven. Fue espontáneo y cariñoso. Y cada vez que terminaba de hacer una escena el director (Juan Ignacio Ponce de León) decía: “Bravo Mirtha, excelente, excelente”. Y yo decía: ¿Me estará hablando en serio? (risas).

Un vestuario especial y un premio especial

-Recién destacaba el vestuario que hicieron especialmente para usted.

-Sí, lo probé aquí en casa. Los Iara (la exclusiva casa de alta costura, en esta ocasión con el estilismo de Héctor Vidal Rivas) me hicieron una túnica lindísima de encaje, todo colorado tenía que ser. Así que me vinieron a probar acá, al día siguiente me trajeron la capa para probarla también, ¡todo perfecto!

Me designaron un camarín y pusieron mi nombre en la puerta “Mirtha Legrand”, cual estrella de Hollywood jajá, aquí se acostumbra ahora también, pero antes esa era una moda de los Estados Unidos.

-Es decir Mirtha, que la trataron como una reina.

-¡Sí! Fue un revival. Yo tanto le protesté a Nacho que no quería hacerlo: “Ay Nacho no me hagás trabajar ahora. No quiero. Estoy cuidando mucho mi salud, no me hagas caminar, me duelen las rodillas….”. jajá. ¡Todos eran inconvenientes!

Y él me dijo: “Abu, hacelo por favor, es una vuelta tuya lindísima, lo vas a hacer tan bien y además ¡es un honor! ¡Fuiste elegida en toda la República Argentina!”. Y eso me conmovió. Entonces dije: “Sí, lo voy a hacer, lo vamos a hacer”.

Además Nacho se ocupa muchísimo y el director fue excelente. Son muy creativos. Me mandaron una carpeta con los datos de la grabación, lo que iba a hacer, quienes habían sido los autores, mi diálogo, cuándo iba a salir al aire, qué origen tenía, todo todo para informarme. Tan perfecto todo, que fue muy placentero, lo volvería a hacer. Si me llaman para hacer otro, ¡lo hago!

-Que estén atentos entonces porque usted está disponible…

-Sí! ¡Que estén atentos! He tenido muuuchas novedades en los últimos días, una que no trascendió todavía, porque yo no lo he dado a publicidad y no sé si le sirve para lo que va a escribir, para el reportaje que usted hace, es que recibí una carta de la embajadora de Francia en Argentina (Claudia Scherer-Effosse) informándome que el gobierno de francés me nombraba Chevalier de la Legión de Honor.


Antes del estreno de la quinta temporada de Game of Thrones, en 2015, Mirtha Legrand había posado así para la revista Miradas..

-¡Felicitaciones!

-¡Muchas gracias! Es un honor muy grande, muy grande. He colaborado mucho con la embajada, pero nunca imaginé que me lo iban a dar, así que estoy muy feliz y el 28 de septiembre me lo van a entregar en la embajada.

-La orden de Chevalier de la Légion d’honneur es una distinción que se le otorga a personalidades de la cultura, el arte y el ámbito civil, francesas o extranjeras, por sus méritos extraordinarios.

-Sí, es muy importante. Recuerdo que se le habían dado a China (Zorrilla), hace años, y también a otras personalidades argentinas. Pero para mí fue ¡sorpresivo! Realmente me parece tan fantástico, voy a estudiar para decir un discurso cortito en francés.

-Usted habla francés.

-Perfecto no, pero sí, hablo. Lo voy a escribir en español y se lo voy a dar a un amigo mío que me lo traduzca al francés o a Ámbar mi bisnieta, que habla como una francesa.

-¡Este es su año entonces Mirtha!

-Sí, ¡este es mi año! Y eso que ya me había acostumbrado a no trabajar…

Los vicios de los actores

-Me contaba de ese truquito suyo de la lámpara, ¿esa siempre fue su técnica?

-(se ríe) ¡Es como un vicio! Los actores casi todos tenemos algún vicio… Hay trampas buenas para estudiar que tienen buen resultado. Yo miro mi lámpara que tiene una pantalla color turquesa que me gusta, jajá. Hace diez años cuando hacía La Dueña me pasó lo mismo… ¡Pensar que desde entonces no memorizaba tanto!


Mirtha Legrand, en la firma de su contrato de regreso a El Trece, con sus nietos Nacho y Juana y Adrián Suar. Foto prensa Polka

-¿En el papel para el spot de “La Casa del Dragón” sintió que había alguna conexión con su Sofía Ponte, se sintió “La Dueña” otra vez?

-Nooo, no, nada que ver. Lo único que ésta es una mujer fuerte, también Sofía Ponte era una mujer fuerte, dominante, eso sí, eso es lo mismo, pero en cuanto a los diálogos no, porque me expreso de otra manera. Porque es muy gracioso yo termino diciendo: “Como te ven te tratan, si te ven mal te maltratan, si te ven bien atención (lo interpreta) ¡te roban el trono!” (risas).

 -Hay mucha expectativa con el estreno de la precuela de “Game of Thrones”.

-Sí, lo sé porque ahora ¡me informé! Todos me miraban como diciendo: “Pero vos ¿no la veías?”. “No, no lo veía, no me miren como un ser extraño. No lo veía, simplemente” (risas) Era como de otro mundo, jajá.

Yo veo otra cosa, televisión abierta casi siempre, también los noticieros, a gente conocida, pero no veo esas series. Pero me he dado cuenta de lo importante que es, la repercusión que tiene, porque empiezo a decir: “Game…”. Y ya me dicen: “Sí… of Thrones”. Ya todos saben de qué se trata, la gente la ve, es impresionante.

¿Esta es la primera vez que se hace en Argentina? (Mirtha no puede con su genio y asume el rol de entrevistadora).

-Lo que usted hace sí, es la primera vez que se hace un spot de Argentina para esta serie. HBO Max, cuando estrena un título importante suele llamar a una figura; lo hizo el año pasado con Manu Ginobili con la película “Space Jam 2”.

-Ah, sí, sabía que lo había hecho Ginobili.

-Obviamente hay diferencias con “Juego de Tronos”, pero usted representa la reina de una dinastía única del mundo del espectáculo, ¿se siente identificada con esto?

-Sí, me lo dicen tanto que me lo hacen saber y me gusta. Yo he trabajado para ser todo esto, nada fue gratuito, no he pasado sinsabores eh, tampoco quiero hacerme la mártir, pero he trabajado para hacer algo importante en la vida. Ya desde chiquita yo le decía a mi mamá: “¡Yo quiero ser artista!”.

Siempre cuento que tenía una niñera que se llamaba Bruna y le decía: “Bruna, ¡haceme el moño bien grande!” Porque quería destacarme, que me miraran, no quería pasar desapercibida. Así que nací un poco con todo esto y trabajé mucho para conquistarlo y siento que lo conquisté y que perdura a través de los años que eso es más sorprendente.

Pero sí, creo que soy única en el mundo a esta edad estar trabajando, única. Ahora en este momento estoy en mi cuarto de vestir y me miro en el espejo y me veo muy bien. Vivo en función de mi trabajo, las veinticuatro horas.

-Es un ejemplo, porque no sólo vive en función del trabajo, sino que acepta desafíos.

-Sí, los acepto. Jamás salgo a la calle desarreglada, porque tengo un lema: “La calle mata”. He visto actrices o actores en la calle que van desaliñados y yo cuando voy a grabar o a un canal a cara lavada es porque luego me maquillan con humectante, pero voy impecable. No hay que salir desarreglado, la gente se decepciona, es como un homenaje que uno le hace al público, o sea hay que gustar.


Mirtha Legrand también será premiada por la Embajada de Francia. Captura TV

-Igual, Mirtha me imagino que usted en su casa también está arreglada.

-¡Sí, también! En este momento estoy con un deshabillé, me pasé el cepillo en el pelo y estoy esperando al kinesiólogo. Algún día… no algún día no… ¡nunca me van a ver haciendo la gimnasia! Pero hago tan bien la gimnasia que es sorprendente. Lo más bravo cuando se llega a esta edad es la marcha, el caminar, las rodillas, los tobillos las caderas… Así que me cuido, porque yo quiero estar bien.

En el fondo lo que uno quiere es gustar, lo que quiero es gustar y que me quieran. Y conmigo se ha producido una cosa tan extraña, que la gente antes me quería, pero ahora es como un fervor, un amor, una adoración.

El otro día, en la puerta de mi casa, había como veinte jovencitas con corazones esperándome y cuando salió Marcela, que había venido ese día, le gritaron: “¡Bravo Marcela! ¡Volvé Mirtha!” Cosas que nunca me han ocurrido en la vida, ¡es insólito!

Y voy a los teatros y me anuncian al final y la gente me aplaude, ¡me aplaude! (se ríe) Es sorprendente lo que yo estoy viviendo, creo que mi familia también se sorprende porque han pasado muchos años, pero yo trabajo para mi trabajo.

El regreso a El Trece

-Al final vuelve la Mezaza con La noche de Mirtha y Juana con los almuerzos.

-Sí, yo les propuse: si ustedes quieren yo hago los almuerzos y Juanita que haga la noche que me encantaba como la hacía. Pero me dijo Suar: “Mirtha, ya está. Si quieren cambian ustedes y hacen un día y un día…”. Pero marear a la gente tampoco.

¿Hoy quién lo hace Mirtha o Juanita? Eso no. También me parece un poco ridículo titularlo conmigo si lo hace ella. Entonces dijo Suar: “Almorzando con Mirtha Legrand con Juana Viale”. Lo que se hace siempre. Porque no quiero que se pierda el nombre de mi programa, es como un legado, algo que está impuesto a través de los años. Yo le debo muchísimo a Almorzando con Mirtha Legrand, en todo sentido.

Mirtha y La casa del Dragón 

El spot promocional de La casa del Dragón protagonizado por Mirtha Legrand, creado por HBO Max con producción de Storylab, podrá verse desde este jueves 18 de agosto en todas sus redes.

La precuela de Game of Thrones estrenará el primero de los diez episodios el domingo 21 en HBO Max y HBO.

Además, a partir del 23 de agosto estará disponible en su plataforma Los recomendados de Mirtha Legrand, un carrousel con la selección de las series y películas elegidas por Mirtha.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA