Rebautizaron al Puente Alsina como “Ezequiel Demonty” en homenaje al joven

El ahora Puente Ezequiel Demonty une el barrio porteño de Nueva Pompeya con el partido bonaerense de Lanús / Foto: Prensa Vialidad Nacional. A 20 años del asesinato de Ezequiel Demonty, rebautizaron el puente conocido como “Puente Alsina”, que cruza el Riachuelo y une el barrio porteño de Nueva Pompeya con el partido bonaerense de Lanús,…

rebautizaron-al-puente-alsina-como-“ezequiel-demonty”-en-homenaje-al-joven
El ahora Puente Ezequiel Demonty une el barrio porteño de Nueva Pompeya con el partido bonaerense de Lanús / Foto: Prensa Vialidad Nacional.

A 20 años del asesinato de Ezequiel Demonty, rebautizaron el puente conocido como “Puente Alsina”, que cruza el Riachuelo y une el barrio porteño de Nueva Pompeya con el partido bonaerense de Lanús, en honor al joven asesinado por agentes de la Policía Federal.

La ley 27.050 que establecía el homenaje había sido sancionada en diciembre de 2014 y promulgada mediante su publicación en el Boletín Oficial en enero de 2015. “Vinimos a este lugar a cumplir con una asignatura pendiente del Estado nacional. Sabemos del recorrido de la madre de Ezequiel para construir su memoria, que hoy estamos reivindicando, y para que no se repitan este tipo de crímenes amparados por la violencia institucional”, manifestó el titular de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta.

Del acto participó también la diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires, Paula Penacca; la madre de Ezequiel Demonty, Dolly Sigampa; familiares y amigos.

“Necesitamos que nuestros hijos permanezcan en la memoria de toda la sociedad para que nunca más pasen estos hechos”Dolly Sigampa, madre de Ezequiel

Por su parte, Penacca consideró que “esta acción de reconocimiento y reparación es sumamente importante”. “Va a dejar de existir la violencia institucional cuando esta lucha, que estas grandes mujeres y sus familias llevan adelante, esté incorporada por el conjunto de la sociedad”, destacó.

“Que todos y todas tengamos claro que nunca más pueden suceder estos hechos; que la policía está para cuidarnos; que ningún pibe ni piba, sea cual fuere su clase social, merece este tipo de trato; y que todos y todas tenemos los mismos derechos”, concluyó la legisladora.

Por último, la madre de Ezequiel expresó: “Los familiares de víctimas de violencia institucional reclamamos este tipo de acciones por la visibilización, porque necesitamos que nuestros hijos permanezcan en la memoria de toda la sociedad para que nunca más pasen estos hechos”. Al finalizar, agradeció a Penacca y a Arrieta por sus gestiones.

Foto: Prensa Vialidad Nacional.

En el acto también estuvieron presentes el gerente ejecutivo de Regiones y Distritos Provinciales, Patricio García; su par de Recursos Humanos, Jorge Ruesga; la jefa del 1° Distrito Buenos Aires, María Alicia Rivero; el asesor en Asuntos Interjurisdiccionales, Fausto Graves; autoridades de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación; legisladoras y legisladores. 

El asesinato de Ezequiel

La madrugada del 14 de septiembre de 2002, Ezequiel (19) y sus amigos Claudio Maciel (14) y Julio Paz (18) fueron interceptados en una remisería del barrio Illia por patrulleros de la seccional 34ª de la Policía Federal. Con la excusa del robo de una bicicleta por la zona, nueve oficiales obligaron a los jóvenes a tirarse al piso, los revisaron y los golpearon.

Luego, los adolescentes fueron trasladados al Riachuelo, donde los obligaron a meterse a punta de pistola. Claudio Maciel y Julio Paz lograron salir a la superficie, pero nunca pudieron reencontrarse con Ezequiel. Después de siete días de intensa búsqueda por las aguas del río, su cuerpo fue encontrado sin vida.

En 2004, tres de los nueve integrantes de la fuerza policial fueron condenados a prisión perpetua, mientras los restantes recibieron penas de entre tres y cinco años.