La Pampa participó de la reunión de Comité Ejecutivo del COIRCO, en la cual se trataron varios temas pero con el eje central puesto en el trasvase del río Grande al Atuel, la represa Portezuelo del Viento y en el convenio que ha celebrado el Comité de Cuenca con el Instituto Nacional del Agua.

El encuentro se realizó de manera virtual y fue encabezado por el presidente de COIRCO, Javier Schlegel. La representación pampeana estuvo integrada por el secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri, la abogada de la SRH, Luisina Grandón, la fiscal de Estado, Romina Schmidt, y el abogado el Ángel Otiñano Lehr.

La Pampa, ante los anuncios del gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, requirió que se informe de manera detallada los avances de la obra del trasvase del río Grande al Atuel. Cedida la palabra a sus representantes, el ministro de Obras Públicas de Mendoza, Mario Isgro, manifestó que no habían realizado ningún avance y que lo indicado por los medios periodísticos no tenía rigor de verdad.

Asimismo, desde La Pampa se consultó respecto a los avances en el proceso licitatorio de Portezuelo del Viento, a lo que los representantes mendocinos manifestaron que la obra estaba paralizada hasta la resolución del laudo presidencial.

Además, los representantes de La Pampa ratificaron la firme convicción de que todas las obras deben ser consensuadas por las provincias condóminas de la cuenca, velando por el estricto cumplimiento de la Ley General de Ambiente N° 25.688, de Régimen de Gestión Ambiental de Aguas y lo normado por la Ley N° 23.879 de Obras Hidráulicas.

Por su parte, el Comité en conjunto ratificó la postura de La Pampa, respecto a este requerimiento, máxime que los niveles de caudales del Colorado no son esperados y la escasez hídrica es una realidad compleja.

Por último, se aprobó el Estudio de Balance Hídrico llevado a cabo por el Instituto Nacional del Agua, demostrando que la cuenca está sufriendo un grave stress hídrico.