Desalojo en Villa Mascardi: Cuatro mujeres detenidas fueron trasladadas al penal de Ezeiza

Operativo de desalojo en Villa Mascardi. Cuatro de las mujeres detenidas durante el operativo de desalojo llevado a cabo este martes en Villa Mascardi, a 35 kilómetros de San Carlos de Bariloche, fueron trasladadas en las últimas horas del miércoles al penal de Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires, informaron fuerzas federales.El traslado de…

desalojo-en-villa-mascardi:-cuatro-mujeres-detenidas-fueron-trasladadas-al-penal-de-ezeiza
Operativo de desalojo en Villa Mascardi.

Cuatro de las mujeres detenidas durante el operativo de desalojo llevado a cabo este martes en Villa Mascardi, a 35 kilómetros de San Carlos de Bariloche, fueron trasladadas en las últimas horas del miércoles al penal de Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires, informaron fuerzas federales.

El traslado de las mujeres fue ordenado por la jueza federal Silvina Domínguez, debido a que en Río Negro no existe ningún establecimiento federal de detención de mujeres.

El pasado martes se realizó un operativo en Villa Mascardi con el despliegue de unos 250 uniformados de fuerzas federales y provinciales que finalizó con las mujeres detenidas

Los abogados defensores ya apelaron la medida de la jueza federal subrogante Domínguez que ordenó el traslado y cuestionaron “falta de perspectiva de género” y la “pena adicional” que implica “llevarlas a 1.600 kilómetros de distancia de su grupo familiar.

Por otra parte, otras dos mujeres no fueron trasladadas debido a que ambas tienen bebés de pocos meses y son lactantes, por lo que “continuarán restringidas en las dependencias que la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en el aeropuerto de Bariloche”, aseguraron voceros de las fuerzas.

Una última mujer, con un embarazo avanzado, se encuentra internada en el hospital Ramón Carrillo de San Carlos de Bariloche

Las siete mujeres fueron imputadas por la justicia federal en una causa caratulada “Incendio u Otro Estrago, Atentado contra la Autoridad y Usurpación”.

El pasado martes se realizó un operativo del Comando Unificado de fuerzas de seguridad en Villa Mascardi, a 35 kilómetros de Bariloche, con el despliegue de unos 250 uniformados de fuerzas federales y provinciales que finalizó con las mujeres detenidas.

Según informaron desde la Policía Federal, fueron llevadas en un transporte aéreo Martha Luciana Jaramillo, Andrea Despo, Florencia Melo y Débora Vera, ya que no existe ningún establecimiento federal de detención de mujeres en Río Negro.

En tanto la justicia dispuso que Betiana Ayelén Colhuan y María Celeste Ardaiz Guenumil permanezcan detenidas en dependencias de la PSA en el aeropuerto de Bariloche dado que ambas tienen bebés de pocos meses y son lactantes.

Operativo de desalojo en Villa Mascardi.

Por otro lado, Romina Rosas, que está embarazada, se encuentra internada en el hospital Ramón Carrillo, de San Carlos de Bariloche.

Los abogados defensores de las mujeres, Andrea Reile y Ezequiel Palavecino apelaron la medida.

“Los tratados internacionales impiden agravar su situación debiendo agotarse las posibilidades -lo que no se ha hecho en autos- de alojarlas en algún lugar provincial o municipal adecuado en esta ciudad o resolver su situación procesal”, indica el escrito presentado en el Juzgado Federal de Bariloche que difundió el Parlamento Mapuche.

Por su parte la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, advirtió que “la situación es sumamente preocupante”. 

“La situación es sumamente preocupante. Desde la madrugada del 4 de octubre, hace más de 48 horas, por orden judicial se detuvieron a siete mujer indígenas”, afirmó la ministra en declaraciones formuladas esta mañana a la radio AM750 en relación a lo sucedido en el marco de las actuaciones dispuestas por la jueza federal subrogante Silvina Domínguez.

Detalló que entre las siete mujeres detenidas se encuentra “una líder espiritual”, dos de ellas se encontraban con “sus niñes muy pequeñitos” y había una mujer embarazada de cuarenta semanas “y con algunos temas de presión alta”.

Foto: Victoria Gesualdi.

“Inmediatamente, el ministerio y otros organismos buscamos la información que era confusa en un primer momento. Sabíamos que se habían presentado varias excarcelaciones. Presentamos un escrito en la causa haciendo saber el riesgo que corría esta mujer embarazada que se llama Romina, manifestando la preocupación por el riesgo de su vida. Tomamos conocimiento el miércoles que se rechazaron todas esas excarcelaciones”, afirmó la ministra en las declaraciones que formuló esta mañana.

En ese marco, advirtió que se trata de “mujeres que están incomunicadas hace 48 horas” y consideró que “lo más grave” es que estos pedidos de excarcelaciones “fueron rechazados por una cuestión formal de que no tienen designados abogados o abogas particulares”.

Según informaron fuentes de fuerzas federales, cuatro de las mujeres detenidas durante el operativo de desalojo llevado a cabo este martes en Villa Mascardi, a 35 kilómetros de San Carlos de Bariloche, fueron trasladadas en las últimas horas del miércoles por orden judicial al penal de Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires.

En tanto otras dos mujeres no fueron trasladadas debido a que ambas tienen bebés de pocos meses y son lactantes, por lo que “continuarán restringidas en las dependencias que la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en el aeropuerto de Bariloche”, según lo resuelto por la justicia.

Una séptima mujer, que cursa un embarazo avanzado, quedó por su parte internada en el hospital Ramón Carrillo de San Carlos de Bariloche

Al referirse a las detenidas, Gómez Alcorta indicó que la “falta de asignación está vinculada a la incomunicación” de las detenidas, lo cual constituye “un círculo perverso”.

“No se puede negar en el marco de un estado de derecho la posibilidad de tener un abogado o abogada, no importa que hayan hecho. En este caso, la magistrada negó este derecho”, criticó.

Además, contó que el miércoles se dispuso “el trasladado de cuatro de las mujeres a la cárcel de Ezieza” con la justificación de que no hay cárcel de mujeres en la zona por lo que, en este momento, “hay cuatro mujeres a 1.500 kilómetros de donde viven sin haber tenido contacto con un abogado o abogada”.

En tanto, remarcó que lo más grave “es que no se sabe aún hoy qué es lo que se les imputa”.

“Ayer a la noche la mujer que estaba embarazada supuso que empezaba con trabajo de parto. Nosotros tenemos la ley del parto respetado, humanizado que permite que todas las mujeres y personas gestantes estén con una persona de confianza y a parir teniendo en consideración las pautas culturales y esto no se permitió”, lamentó.

Gómez Alcorta remarcó que el ministerio está interviniendo y que hay una coordinadora del ministerio en Bariloche, pero que se trata de “actuaciones pura y exclusivamente ordenandos por la jueza” y que el ministerio “no forma parte del proceso, ni tiene acceso al expediente judicial”.

“Nuestro rol desde el ministerio es resguardar a todas las mujeres. Nos preocupamos particularmente por las que viven en nuestro país cuando se encuentren con violaciones a sus derechos y estamos en un caso de esa naturaleza”, completó la ministra.