Las petroleras le ponen tope al aumento de la nafta hasta marzo

Es en el marco del programa de Precios Justos. Fijan subas del 4% mensuales como máximo. Y no más de 3,5% para el cuarto mes. Las petroleras se sumaron al programa de Precios Justos. Las compañías acordaron con la secretaría de Energía que aplicarán aumentos con un tope del 4% durante los próximos tres meses,…

las-petroleras-le-ponen-tope-al-aumento-de-la-nafta-hasta-marzo

Es en el marco del programa de Precios Justos. Fijan subas del 4% mensuales como máximo. Y no más de 3,5% para el cuarto mes.

Las petroleras se sumaron al programa de Precios Justos. Las compañías acordaron con la secretaría de Energía que aplicarán aumentos con un tope del 4% durante los próximos tres meses, y que el incremento será del 3,5% durante marzo, el cuarto mes del acuerdo.

De esta forma, las empresas pretenden buscar su respaldo a la estrategia del Gobierno para contener los precios y bajar la inflación. El programa de Precios Justos es aplicado para los productos de consumo masivo en los supermercados. Las empresas y las cadenas se “autoimpusieron” incrementos limitados tras la “sugerencia de la secretaría de Comercio Interior, que depende del ministerio de Economía”, deslizaron.

El ministro de Economía, Sergio Massa, el secretario de Comercio -Matías Tombolini- y la secretaría de Energía, Flavia Royón, mantuvieron reuniones con los responsables de las principales petroleras en los últimos días.

En lo que va del año, las naftas aumentaron un 60%, por debajo de la inflación. Los combustibles “premium” subieron un 70%, también por debajo de la actualización del índice de precios al consumidor registrado hasta ahora. El gasoil -del que hubo faltante, y se necesita mayor cantidad de importaciones- subió un 84% hasta noviembre, más en línea con la inflación. Y el gasoil “premium” fue remarcado en 112%, por arriba del resto de los registros que miden los precios.

Las petroleras aumentaron sus precios en noviembre. En ese momento, lo hicieron para actualizar sus márgenes y reflejar incrementos en los costos de los biocombustibles, con los que cortan sus productos por una obligación.

En paralelo, la Secretaría de Energía dispuso un nuevo aumento para el biodiesel: los productores de ese combustible elaborado a partir de aceite de soja tendrán aumentos escalonados de 28,6% hasta marzo próximo. Energía dispuso un aumento de 10% retroactivo al 15 de noviembre, y ya fijó cuatro aumentos de 4% mensuales entre diciembre y marzo.

“La tonelada de biodiesel, que a principios de mes estaba fijada en $ 220.000, ya fue aumentada a $ 242.000 y pasará a 283.106 a partir del 1 de marzo próximo. Con la senda de precios definida, el biodiesel acumulará un aumento de 85,46% durante 2022: costaba $ 135.700 la tonelada en enero y terminará en diciembre a $ 251.680”, agregaron en una petrolera.

La medida también supone que las actualizaciones impositivas (el impuesto a los combustibles líquidos) también será relegada mientras duren los “Precios Justos”.

La contención en el precio de los combustibles era una demanda de las empresas de consumo masivo. Cada corrección en ese sentido les implicaba mayores costos logísticos, por los desplazamientos que tienen que hacer para entregar sus productos.

El litro de nafta súper de YPF en las estaciones de servicio de la Ciudad de Buenos Aires se ubica ahora en $ 145,10, mientras que la nafta premium trepó a un rango cercano a los $ 177. ​El diésel súper pasará a $ 155,90 y el premium a $ 212,40.

Las estaciones de servicio de YPF en Buenos Aires poseen los precios más bajos del país, con la excepción de la Patagonia. En el resto de las petroleras, como así también en otras plazas (desde el conurbano hasta el interior), los valores son superiores.

En una comparación interanual, los combustibles subieron menos que el pan francés, el aceite, el vino común, un jabón de tocador o prendas de vestir, según datos que maneja la industria.

Durante este año, los combustibles aumentaron en febrero, marzo, mayo, octubre y noviembre.

Los valores de las otras petroleras (las marcas Shell, Axion y Puma) superan a los de YPF, y también se disparan en el interior, con diferencias de hasta 20% con respecto a Buenos Aires.

En el Gobierno entienden que los precios de los combustibles en Argentina están más baratos que en países limítrofes.

La nafta súper llegará en noviembre a despacharse a un dólar al tipo de cambio oficial y menos de 50 centavos si se utiliza de los dólares en operaciones bursátiles.

En los últimos 30 años, el litro de nafta se ubicó cercano al dólar durante la mayor parte del tiempo. En Brasil, se está vendiendo por debajo del dólar, al igual que en Colombia. En el resto de Sudamérica, llenar el tanque es más caro que en Argentina.

El contexto internacional El barril de petróleo crudo subió tras la invasión rusa a Ucrania, cuando superó los US$ 100. Pero luego descendió hacia una zona de US$ 80. Como respuesta, los principales países productores (reunidos en OPEP +) decidieron restringir la producción, con el objetivo de volver a alcanzar una cotización de US$ 100. Lo lograron por un tiempo, pero ahora la cotización del Brent volvió a caer y se ubica en una zona de US$ 85.

DS