El Gobierno provincial comunicó que el día 30 de noviembre se encontrarán depositados los haberes de los empleados y empleadas del sector público en sus respectivas cuentas bancarias.  

En cumplimiento de los acuerdos paritarios celebrados en los ámbitos de las leyes N° 2238 y 2702, se procedió a activar la denominada “cláusula gatillo” acordada para el mes de noviembre, en virtud de haberse publicado el Índice de Precios al Consumidor (IPC) – Región Pampeana, referido al mes de octubre, siendo la misma del 6.1% . Asimismo se dispuso un aumento de las Asignaciones Familiares, a partir del 1° de noviembre, en un 60% respecto al mes anterior.

Las acreditaciones alcanzan a las y los empleados, pensiones graciables provinciales, convocados del Ministerio de Seguridad, médicos residentes, pasantes que se desempeñan en el Sector Público Provincial. También se traslada a los agentes de las Comisiones de Fomento y a los haberes previsionales de los jubilados provinciales, en la oportunidad establecida legalmente.

La medida constituye un importante esfuerzo financiero para el tesoro provincial, y tiene como objetivo acompañar, manteniendo el incremento real de los salarios, en la medida en que las posibilidades financieras y presupuestarias lo permiten. Esta política se espera redunde no sólo en el mantenimiento e incremento del poder adquisitivo del salario de parte de los trabajadores y jubilados pampeanos sino también en la dinamización de la actividad privada vinculada al consumo en el ámbito provincial a partir de la inversión pública como herramienta de intervención en la economía.