InicioEconomíaTrenes: el festival de subsidios y déficit detrás del mayor empleador del...

Trenes: el festival de subsidios y déficit detrás del mayor empleador del país

La tarifa de los trenes y el insólito cartel supuestamente publicitario que apareció esta mañana en las estaciones de trenes metropolitanos, supuestamente pagado por los gremios ferroviarios, volvió a instalar en la opinión pública varios temas: el irrisorio precio que pagan los pasajeros por viajar en tren y también el gigantesco monto de fondos públicos que, bajo la forma de subsidios, financian el hiperdeficitario sistema ferroviario de pasajeros.

Al introducir la cuestión de los gremios, es decir de los trabajadores ferroviarios, el Gobierno da pie para hablar de un fenómeno llamativo, del que viene dando cuenta Clarín desde hace un tiempo.

El hólding -por llamarlo de alguna manera- Trenes Argentinos es hoy el principal empleador del país, no solo del sector público, sino comparado con cualquier empresa privada que opera en la Argentina, en cualquier actividad.

Los números de los trenes

Las cinco empresas que integran el holding de los trenes, y su cantidad de empleados, es la siguiente, según cifras correspondientes a agosto de este año difundidas por el INDEC:

Belgrano Cargas y Logística S.A.: 4.647 empleados

Operadora Ferroviaria S.E.: 23.825 empleados

Playas Ferroviarias de Buenos Aires S.A.: 21 empleados

Administración de Infraestructuras Ferroviarias S.E. (ADIFSE): 712 empleados

Ferrocarriles Argentinos S.E. (F.A.S.E.): 74 empleados

Desarrollo de Capital Humano Ferroviario: 1217 empleados

Total: 30.496 empleados.

Viendo las cifras, se entiende -si fuera cierto- el esfuerzo del gremio en defender la política ferroviaria que lleva adelante el ministro de Transporte, Diego Giuliano, un alfil que el ministro-candidato Sergio Massa puso en esa área cuando llegó a Economía. Giuliano se viene ocupando en los últimos meses de anunciar recuperaciones de ramales de servicios regionales con escaso porcentaje de ocupación.

Los números del holding son, desde ya, hiper deficitarios. Lo dice el Ministerio de Economía en el informe semestral (primer semestre de 2023) referido a la situación de las empresas públicas

Dejando de lado el servicio que presta el Belgrano Cargas, las otras compañías tienen, en conjunto estos números para el primer semestre del año:

Los ingresos operativos, es decir lo que le cobran a los usuarios, llegaron a los 4.367 millones de pesos;

Las transferencias corrientes, es decir lo que les pasa el Tesoro para que puedan cubrir su déficit, resultaron en 148.157 millones de pesos;

Los gastos operativos ascendieron a 145.798 millones de pesos;

El déficit operativo, es decir la diferencia entre lo que factura a los usuarios y lo que gasta en dar el servicio, trepó en los primeros seis meses del año a $ 141430 millones. Es decir, perdieron 785 millones de pesos por día, que al tipo de cambio oficial promedio del semestre equivalen a cerca de 3,5 millones de dólares diarios.

De esos gastos, la partida principal se la lleva el pago de salarios, que trepa a 100.266 millones de pesos. En otras palabras: el 68% de los gastos operativos se va en salarios.

La política tarifaria de los trenes implica que el usuario está pagando $56 cuando el costo real del pasaje, sin subsidio, debería ser de $ 1100. Es decir que el pasajero paga apenas el 5% del valor real del pasaje. El 95% lo pone el Tesoro. Como no hay fondos para pagar los subsidios se incurre en déficit fiscal. Como no hay mercado para financiar el déficit, la plata llega al Tesoro vía emisión monetaria. El círculo cierra así: los subsidios vuelven en inflación. Es la política que defienden Massa y Giuliano.

Massa y Giuliano salieron esta semana a proponer que quien está en desacuerdo con los subsidios que pague el boleto lleno. De eso se trata la campaña del miedo a la que se sumaron los gremios ferroviarios.

Más noticias
Noticias Relacionadas