InicioSociedadElecciones: el peronismo pampeano logró “darla vuelta” y vencer a Mieli

Elecciones: el peronismo pampeano logró “darla vuelta” y vencer a Mieli

El peronismo pampeano, con Sergio Ziliotto a la cabeza, superó una prueba de fuego en las elecciones de este domingo 22: con su aparato y maquinaria electoral, logró “dar vuelta” los malísimos resultados de las PASO, venció al libertario Javier Milei y traccionó votos para ayudar al candidato presidencial Sergio Massa a que entre al balotaje de noviembre. Con el 80% de las mesas escrutadas, Massa gana con el 34,8%; Milei obtiene el 33,1%; Patricia Bullrich el 22,3%; Juan Schiaretti el 7,5% y Miriam Bregman el 2,3%.

Dos ciudades fueron claves para estos resultados del peronismo: Santa Rosa, donde Massa arrasó, y la fuerte recuperación que tuvo -aunque no ganó- en General Pico.

Unión por la Patria (UxP, el frente dominado por el PJ) tenía, como objetivo de máxima, vencer a la “ola Milei” que pintó de violeta a la provincia en agosto. 

Los resultados de las PASO habían dejado en shock al PJ: había obtenido 40 mil votos menos que en las elecciones provinciales de mayo.

La derrota de las PASO generó fuertes reproches internos: hubo cuestionamientos a intendentes e intendentas por hacer la plancha o trabajar a media máquina. Javier Milei aprovechó el llamado “voto bronca”, arrasó con las estructuras del PJ, de la UCR y del PRO, y sorprendió.

El gobernador Sergio Ziliotto tomó nota y se puso al frente de la campaña, con una batería de anuncios para trabajadores, comerciantes y hasta el campo. Con una metáfora futbolística, dijo que el de las PASO fue un amistoso y que el primer partido por los puntos se jugaba este domingo 22.Eligió a Javier Milei, el candidato presidencial de La Libertad Avanza, como el principal adversario y advirtió de los “riesgos” para La Pampa y los pampeanos y las pampeanas de una eventual victoria de “la derecha” opositora: enumeró que habrá menos educación y salud pública, caída estrepitosa de la obra pública -como las viviendas- y hasta la eliminación de la coparticipación. La alternativa para la provincia desde el 10 de diciembre, dependiendo si el nuevo presidente será Massa o Milei, será “crecer” o “resistir”, sostuvo.

El peronismo pampeano puso todo el aparato para “darla vuelta”. La militancia fue central: más allá de las redes sociales, las radios y los portales digitales, el PJ bajó la orden de acelerar el contacto cara a cara. Escuchar los reclamos, pedir disculpas por la situación económica y advertir de los “riesgos” de Milei o Patricia Bullrich.

También salieron a buscar el voto de los desencantados del peronismo: los que en las PASO, hartos de la situación económica, no fueron a votar o directamente eligieron a la oposición. Por lo pronto, aumentó el número de votantes.

La militancia -con mayor o menor presencia, dependiendo la localidad y las ganas de los intendentes y las intendentas- salió a recorrer los barrios. Hubo, también, charlas, encuentros con representantes de instituciones intermedias y un cierre masivo de la campaña.

Más noticias
Noticias Relacionadas