InicioDeportesCómo se explica que Boca estuvo a punto de ser campeón de...

Cómo se explica que Boca estuvo a punto de ser campeón de América con una de las peores campañas de su historia

Este 2023 será difícil de olvidar para el mundo Boca. Y todavía falta un mes en el que pueden pasar muchas cosas. El contraste más grande es que estuvo a punto de ser campeón de la Libertadores de América con una de las peores campañas de la historia con apenas tres triunfos en los últimos 21 partidos, a solo un encuentro de igualar la peor. Y aunque aún está en carrera en la Copa Argentina y está octavo en la tabla anual, todavía no tiene asegurada su participación en la Libertadores del año que viene. Una campaña ciclotímica como pocas.

Cuando Jorge Almirón se hizo cargo del equipo en abril, tras la salida de Hugo Ibarra y el interinato de Mariano Herrón, Boca había disputado 13 partidos, con 5 triunfos, 3 empates y 5 derrotas. Diez fueron por el Torneo de la LIga (9 Ibarra y uno Herrón), uno por la Supercopa Internacional, otro por la Supercopa Argentina y otro por la Copa Argentina (todos con el exlateral en el banco) y el debut en la Libertadores, con Herrón. El objetivo del nuevo entrenador era la Séptima y llegó hasta la final.

Como sus antecesores, el nivel futbolístico del equipo nunca terminó de convencer, en ninguna de las competencias. Fue probando diferentes esquemas y en algunos partidos, como contra Sarmiento de Junín, terminó defendiendo un 1-0 en la Bombonera con una línea de cinco. En el final consiguió el 2-0 aliviador pero esa imagen no les gustó a los hinchas xeneizes. Eso fue el 2 de julio y después igualó 0-0 con Unión en Santa Fe, con otra pobre producción.

Luego, en ese tramo del mes de julio, Boca hilvanó cinco victorias seguidas, cuatro en la Liga y 2-1 a Barracas por la Copa Argentina que le permitió clasificarse a octavos de final. Tras el quinto y último triunfo, 2-0 a Independiente en Avellaneda por la última fecha del torneo que ganó River, empezó el desnivel. La buena racha que lo llevó a la final de la Copa pero la mala racha que aún está vigente.

Desde el 2 de agosto, tras el 0-0 con Nacional de Montevideo en la ida de los octavos de final de la Libertadores hasta el 8 de noviembre con el 1-1 en el Nuevo Gasómetro ante San Lorenzo, Boca disputó 21 partidos y apenas ganó tres, empató 11 y perdió siete. De los 21 partidos, 20 fueron dirigidos por Almirón, que se transformó en el único técnico en la historia de Boca en ganar tan pocos partidos en un periodo de 20 encuentros. Además, igualó una racha de 1979-80, con 3 triunfos en 21 partidos, el cierre del Toto Juan Carlos Lorenzo en 1979 (4 partidos) y el arranque de Antonio Rattín en 1980 (17 encuentros)..

Antonio Ubaldo Rattín, protagonista como técnico de una mala racha. Antonio Ubaldo Rattín, protagonista como técnico de una mala racha. Pero claro, seis de esos diez empates fueron festejados como triunfos porque fueron el pasaporte a la definición en Río de Janeiro, dos ante Nacional, dos ante Racing y dos frente al Palmeiras. En la tanda de penales, las manos de Chiquito Sergio Romero fueron claves para seguir en camino. Las victorias son las únicas tres que tiene en la actual Copa de la Liga, que lo ubica en undécimo puesto en la zona B con una mínima chance de clasificarse a los cuartos de final.

Con este panorama llega al último mes de competencia. Para entrar en los playoff de la Copa de la Liga no depende de sí mismo. En principio, necesita ganar los próximos dos partidos: ante Newell’s de local, el domingo; y frente a Godoy Cruz, en Mendoza, por la última fecha. Está a seis puntos de Belgrano y Racing, que se enfrentan en la última fecha. Si empatan, Boca queda afuera. Después, necesita una combinación de resultados. La tiene difícil.

Si el domingo no le gana a Newell’s, el Xeneize igualará la peor racha de la historia que se dio entre el final de 1948 y casi todo 1949, año en el que salvó del descenso en la última fecha. La serie empezó en las últimas dos fechas del 48 que se jugaron con juveniles (dos empates) y se extendió hasta la 20°. fecha de 1949: 3 triunfos, 8 empates y 11 derrotas. La mala campaña se llevó puesto al técnico Renato Cesarini, contratado en una suma millonaria y apenas duró 14 partidos.

Renato Cesarini, identificado con River, fracasó en Boca.Renato Cesarini, identificado con River, fracasó en Boca.En la tabla anual, si suma los seis puntos, puede quedar en zona de clasificación de Libertadores si Rosario Central suma solo dos puntos. De lograr tres, lo alcanzaría pero definirá la diferencia de gol (los dos tienen +8). Además, que Defensa, Estudiantes y San Lorenzo no sumen más de tres puntos. No es tan difícil.

El tercer camino hacia la Libertadores 2024 es la Copa Argentina y el 22 de noviembre juega la semifinal con Estudiantes. Y de pasar, jugará la final con el ganador de San Lorenzo-Defensa. Es la mejor de las opciones.

Y en el medio de la definición para 2024, además, las elecciones presidenciales, con todo lo que conlleva la vida política del club, con Juan Román Riquelme defendiendo su gestión de cuatro años ante el confirmado regreso de Mauricio Macri como vicepresidente de Andrés Ibarra.

Los 21 partidos (3 victorias, 11 empates y 7 derrotas)

0-0 Nacional (L) Copa Libertadores2-2 (4-2) Nacional (V) Copa Libertadores3-1 Platense (L) Copa de la Liga0-0 Racing (V) Copa LIbertadores0-1 Sarmiento (V) Copa de la LIga0-0 (4-1) Racing (L) Copa LIbertadores0-1 Tigre (L) Copa de la Liga2-2 (4-3) Almagro (N) Copa Argentina0-1 Defensa (V) Copa de la Liga3-0 Central Córdoba (V) Copa de la Liga1-1 Lanús (L) Copa de la Liga0-0 Palmeiras (L) Copa Libertadores0-2 River (L) Copa de la Liga1-1 (4-2) Palmeiras (V) Copa Libertadores3-4 Belgrano (V) Copa de la Liga1-1 (4-1) Talleres (N) Copa Argentina2-1 Unión (L) Copa de la Liga1-2 Racing (V) Copa de la Liga0-0 Estudiantes (L) Copa de la LIga1-2 Fluminense (V) Copa Libertadores1-1 San Lorenzo (V) Copa de la Liga

Más noticias
Noticias Relacionadas