InicioEspectáculosRobert De Niro perdió un juicio con una ex empleada y deberá...

Robert De Niro perdió un juicio con una ex empleada y deberá pagar más de un millón de dólares por pedir que le rascara la espalda

La empresa de Robert De Niro, Canal Productions, fue declarada responsable en el juicio por discriminación de género iniciado por su ex empleada, Graham Chase Robinson, según dictaminó la Justicia.

El propio De Niro no fue declarado responsable. El jurado dictaminó que la productora debería otorgarle a Robinson 1.264.000 dólares por «daños monetarios y no monetarios».

Canal Productions fue declarado responsable de discriminación de género y represalias.

Originalmente la mujer había demandado a De Niro y a la productora por 12 millones de dólares en concepto de discriminación de género y represalias. Se determinó que Robinson no era responsable del incumplimiento del «deber de administrar el dinero de otras personas» ni de falta de lealtad mientras era empleada de Canal.

Robert De Niro en Buenos Aires durante la filmación de la serie Robert De Niro en Buenos Aires durante la filmación de la serie «Nada», con Luis Brandoni.A todo esto, el actor había iniciado una suerte de contrademanda por 6 millones de dólares, supuestamente por transferir miles de dólares en millas aéreas a su propia cuenta y cobrarle a la compañía gastos personales de comida y viaje.

Encantados de ganar

«Estamos encantados de que el jurado haya visto lo que nosotros vimos y haya emitido un veredicto a favor de Chase Robinson contra la empresa de Robert De Niro, Canal Productions», dijo su abogado David Sanford en un comunicado.

Graham Chase Robinson, la ex empleada de Robert De Niro que acaba de ganar 1.2 millones de dólares. Foto: AFPGraham Chase Robinson, la ex empleada de Robert De Niro que acaba de ganar 1.2 millones de dólares. Foto: AFP«La Sra. Robinson no solo ganó su caso contra Canal, sino que el jurado reivindicó completamente a la Sra. Robinson al encontrar que los reclamos de De Niro contra ella carecían de fundamento».

El abogado de De Niro, Richard Schoenstein, dijo a los periodistas que el veredicto era “correcto en cuanto al Sr. De Niro” y que el jurado “entendió que Bob no tenía la culpa”, pero no hizo comentarios en nombre de Canal Productions o si la compañía planea apelar. Dijo que el equipo legal de la compañía probablemente analizará el monto del daño en el veredicto.

Le rascó la espalda

En su demanda, Robinson alegó también que De Niro usó un lenguaje de género contra ella, como llamarla “perra”, y le pidió que le rascara la espalda y realizara otras tareas fuera del ámbito de sus responsabilidades laborales.

Durante su testimonio, De Niro se burló de la afirmación del rascado de espalda y otras declaraciones, argumentando que siempre trató a Robinson adecuadamente y nunca con “una falta de respeto o lascivia”.

Graham Chase Robinson al salir de la corte federal en Nueva York, el 30 de octubre de este año. Foto: AFPGraham Chase Robinson al salir de la corte federal en Nueva York, el 30 de octubre de este año. Foto: AFPLa mujer había sido contratada como su asistente ejecutiva en 2008 y luego se convirtió en vicepresidenta de desarrollo y finanzas de su empresa Canal Productions en 2017.

A pesar de su título, la señora Robinson afirmó que le asignaban tareas administrativas, la trataban como la “esposa de oficina” de De Niro y le pedían «remendar su ropa», «atarle las corbatas» y «abrocharle las camisas».

Durante su testimonio de la semana pasada, ella dijo ante la Justicia que las ridículas solicitudes de De Niro para que le rascara la espalda le resultaban «espeluznantes», «repugnantes», «humillantes».

En sus sucesivos testimonios, Graham Chase Robinson manifestó haberse sentido «traumada». Dejó de trabajar para De Niro en 2019, después de 11 años.

“Estaba sufriendo un colapso emocional y mental. No estaba comiendo. No estaba durmiendo. Me sentía abrumada”, describió la mujer ante un jurado federal de Manhattan. “Sentí que había tocado fondo”.

Más noticias
Noticias Relacionadas