InicioEspectáculosEl mediático camino de Javier Milei: de panelista explosivo en TV a...

El mediático camino de Javier Milei: de panelista explosivo en TV a Presidente de la Nación

Como reconocen los propios, las formas de Javier Milei en ese encontronazo de 2018, es verdad, no fueron las mejores. Sin embargo, el enojo del contrincante de turno surtió efecto: “Armá un partido político y presentate a elecciones», lo provocó el actual diputado provincial Daniel Lipovetsky. Lo pedís, lo tenés: Milei presidente.

Puede decirse que Milei desarrolló su panelismo convulso con la misma eficacia que Yanina Latorre. Momento bisagra: Intratables, mediados de mayo de 2018, por América. El video puede verse en Youtube bajo el título “Javier Milei totalmente sacado contra un diputado del PRO, Intratables, 15/05/18”.

Algunos dicen que este contenido ya tiene categoría de «legendario» y marca un hito en la vida de Milei. Gente que irónicamente le agradece a Lipovetsky (Juntos por el Cambio), autor de la fallida Ley de Alquileres, haberle abierto los ojos al economista para que se involucrara en política.

«Estimados, les dejo el programa entero de Intratables de este último martes. Aquí tuve un pequeño encontronazo con el Diputado de Cambiemos Daniel Lipovetzky y espero que se diviertan con lo que salió al final del programa. ¡Viva la Libertad Carajo!«, posteó en ese entonces, ausente de ira, el presidente electo.

En el mismo ring de Intratables tuvo otros enfrentamientos memorables: a Nito Artaza lo tildó de «fascista» y «nazi» y en un programa de la misma señal se enfureció con Mariano Iúdica por una imitación suya que el humorista Claudio Rico realizó en Polémica en el bar.

Milei en un mano a mano con Santiago del Moro, en Milei en un mano a mano con Santiago del Moro, en «Intratables», su gran trampolín a la fama.A la atención hay que llamarla, nunca viene sola. Los medios empezaban a observar ese modesto fenómeno. «Un personaje de extraño look», publicaba Clarín sobre quien luego se transformaría en el líder de La Libertad Avanza, que ganó este domingo el balotaje presidencial sobre Sergio Massa, de Unión por la Patria.

Días más, días menos, Milei había protagonizado otro escandalete mediático en Salta, cuando llamó «burra» a una periodista local que le preguntó sobre el éxito de la teoría de Keynes en los Estados Unidos. «¡Te ponés a opinar de cosas que no sabés un carajo!», le dijo llevándose diplomacia a marzo.

Otra explosión, siempre dentro del medular 2018, llegó cuando en su paso por PH: Podemos hablar (Telefe) narró sus experiencias sexuales, hablando de tríos, sexo tántrico y sincerando un alias muy íntimo: «Vaca Mala». ¿Por qué? «En el tantra quien tarda menos de 45 minutos es considerado un eyaculador precoz».

«La paso bien, no me quejo. En general, las novias me duran dos meses. Me di cuenta de que cada vez que conocía a alguien que me atraía tenía un conjunto de sensaciones que, en realidad, son reacciones químicas, que después disminuyen. Cuando entendés esa lógica, disfrutás de los químicos sabiendo que es eso y no dejás de mirar costos y beneficios a rajatabla. Y nunca superé esa etapa…», dijo en una charla con Paparazzi.

Milei como integrante de la mesa de Milei como integrante de la mesa de «Animales sueltos».Todavía faltaba para Fátima Florez. Su novia conocida en esa época era Daniela Mori, una de las integrantes del grupo Las Primas.

Sol Pérez también supo tener un encontronazo con el volcánico señor Milei. Ocurrió en Las rubias + uno, ciclo de Marcela Tinayre por NET. La hija de Mirtha Legrand​ tuvo que echarlo al aire por haberle faltado el respeto a su panelista. Sol Pérez se había quebrado al aire en plena discusión.

El apodo de «El Loco» -más tarde, una biografía del candidato- viene de sus años escolares donde, al parecer, ya se caracterizaba por un tono y una verborragia silvestres.

Su desembarco en la TV

En 2015, el periodista Roberto García fue uno de los primeros en reparar en esa imagen exótica con contenido. «Decía cosas diferentes al resto de los economistas», recordó García.

Milei 100 %: «Los zurdos están perdiendo la batalla cultural. Mientras sigan repitiendo sus mentiras, nosotros los liberales vamos a seguir defendiendo nuestras verdades. Les vamos a ganar porque somos moralmente superiores«.

Una de sus primeras apariciones como economista invitado en Una de sus primeras apariciones como economista invitado en «Hora clave». Todavía no era personaje.En una parrilla chic de Palermo Hollywood se cruzó de casualidad con Alejandro Fantino. El entrevistador quedó fascinado y lo invitó a Animales Sueltos (también iba por América). Un productor del ciclo recordó que en alguna oportunidad debió amonestar a Milei porque sus encendidas intervenciones incluían insultos a los invitados. Y al conductor.

En el canal se peleaban por él. Su figura resultaba ideal para Intratables. Allí «brilló», cuentan. “Javier quería entrar en los medios como fuera”, aseguró una especialista en relaciones públicas que lo trató hace más de una década.

Sin embargo, más que Intratables, fueron sus participaciones con Fantino las que lo trasformaron en figura. Ahí podías apreciar al doctor Jekyll y al señor Hyde. Desde entonces fue acumulando variados programas, charlas por todo el país, libros, alguna obra de teatro a la manera del stand up, pedidos de selfies en la calle.

Milei había creado un personaje vehemente al estilo Horacio Pagani. Un carácter ardiente y lleno de pasión que caía simpático. La televisión se lo agradecía. «Muchas veces le dije que tenga cuidado: podés enloquecer de tanto hacerte el loco«, le dijo a BBC Mundo su amigo Juan Carlos de Pablo, otro habitué de Fantino, economista él, con quien el nuevo Presidente intercambiaba puntos de vista económicos y discos de ópera.

Los que saben dicen que multiplicó sus intervenciones mediáticas al compás de clases de oratoria que derivaron en pequeños actos políticos. A partir de entonces sumó expertos en redes sociales a su equipo.

«El heredero de Adam Smith». «El Mozart de la Economía». «El Demoledor de Keynesianos». «El Peluca». Algunos de los apodos que fueron poniéndole esos acólitos aún dispersos, los primeros capaces de festejarle todas sus teorías y defenderlo en sus flamígeras controversias.

Más noticias
Noticias Relacionadas