InicioSociedadLey ómnibus: cómo quedan las retenciones al agro y al sector hidrocarburos

Ley ómnibus: cómo quedan las retenciones al agro y al sector hidrocarburos

El proyecto de ley “ómnibus” enviado por el presidente Javier Milei al Congreso pone un piso mínimo del 15 por ciento para todas las exportaciones. Las excepciones son las que se hicieron públicas en los últimos días por presión del sector agropecuario -que consiguió mantener en cero las retenciones a 18 economías regionales-, para el sector vitivinícola y subproducto del limón, y para el sector de hidrocarburos y minería, que se mantienen congeladas en 8 (petróleo) y 4,5 por ciento, respectivamente.

El artículo 200 de la ley “ómnibus” es el que transforma en proyecto el anuncio que dio el ministro de Economía, Luis Caputo, respecto del incremento al 15 por ciento de la alícuota de derecho de exportación para todas las mercaderías que hasta el momento no estuvieran gravadas o lo estuvieran por un porcentaje menor. En tanto, la norma indica que aquellos sectores que ya estuviesen por encima no serán modificados y confirma la actualización del 33% para los subproductos de soja (harinas y aceites).

En el artículo 206, el proyecto confirma el anuncio que hizo el secretario de Bioeconomía, Fernando Vilella, después de que la Mesa de Enlace y otros sectores del agro pusieran el grito en el cielo por la quita de la retención del cero por ciento, que había establecido el ex ministro de Economía, Sergio Massa. Así confirma que el arancel se mantendrá en cero para los siguientes complejos exportadores: olivícola, arrocero, cueros bovinos, lácteo, frutícola, hortícola, porotos, lentejas, arveja, papa, ajo, garbanzos, miel, azúcar, yerba mate, té, equinos y lana

Otro artículo significativo por los sectores que vienen influyendo en las decisiones económicas del gobierno de Milei es el 204, que reza: “Manténgase la vigencia de los derechos de exportación actualmente vigentes, para los hidrocarburos y la minería”. El sector ya tiene los beneficios de la Ley Minera de la década del 90, con beneficios impositivos por 30 años; y el mega DNU eliminó controles estatales sobre la actividad, además de mantener los subsidios

Pero con un hombre de Techint al mando de YPF y las declaradas promesas del magnate Elon Musk para explotar el litio argentino, el proyecto de ley “ómnibus” sostiene el beneficio para este sector que tributa el 8 por ciento para las exportaciones de petróleo -el producto más significativo- y solo el 4,5 por ciento para la minería.

En el artículo 205 también se establecen otras dos excepciones. “Fíjase en un 8 por ciento la alícuota de derecho de exportación para todas las mercaderías correspondientes al complejo vitivinícola y al aceite esencial del limón”, se indica. Las empresas vitinícolas ya habían sido benefeciadas en el mega DNU liberando los controles estatales sobre precios de pago y regulación, en perjuicio de los pequeños productores.

Por último, el proyecto deja en manos del Poder Ejecutivo la facultad de “con el objeto de estimular, en virtud de las circunstancias económicas imperantes, el desarrollo de determinados sectores, la facultad de reducir la alícuota de los derechos de exportación de todas aquellas posiciones arancelarias”.

Asimismo, se delega en el Poder Ejecutivo Nacional la facultad de incrementar, “a los efectos de garantizar la sostenibilidad fiscal”, las alícuotas de para la minería y los hidrocarburos, aunque asegura un techo para esas alícuotas del 15 por ciento.

Más noticias
Noticias Relacionadas