InicioPolíticaAhora Javier Milei impulsa la creación de una fiscalía para investigar la...

Ahora Javier Milei impulsa la creación de una fiscalía para investigar la corrupción en las provincias y el Congreso

En un giro respecto de su moderada posición original, el presidente Javier Milei hizo anunciar que impulsa la creación de una fiscalía especial para investigar a “funcionarios nacionales y provinciales en posibles casos de corrupción como enriquecimiento ilícito e incrementos patrimoniales tanto del gobierno como del poder legislativo” anunció el vocero presidencial Manuel Adorni.

«Vamos a recuperar todos los bienes que sean productos del delito. Nunca el delito puede producir ningún tipo de beneficio», agregó Adorni sobre una de los temas que quedó inconcluso durante el gobierno de Mauricio Macri: la extinción de dominio sobre los bienes robados al Estado.

La idea, apenas conocida, levantó polémica por la forma y su alcance, no por la propuesta de fondo. Sobre todo llamó la atención a los especialistas que incluyera la posibilidad de que un fiscal federal investigue a funcionarios provinciales, en lo que parece un mensaje dirigido a los gobernadores.

El secretario de Coordinación Institucional de la Procuración General de la Nación, Juan Carlos Olima, recibió este jueves una llamada del secretario de justicia de la Nación, Sebastián Amerio para trabajar sobre el proyecto.

“Me dijo que la idea es trabajar mancomunadamente el proyecto para ver qué posibilidades hay de crear una estructura así, sin superposición de funciones y competencias” con otras fiscales, dijo Olima a Clarín, como la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas (PIA) que dirige el fiscal Sergio Rodríguez.

Para empezar el Gobierno tiene que decidir si impulsa la creación de una fiscalía dentro de la Procuración General de la Nación por impulso de Eduardo Casal o enviará un proyecto de ley para que el Congreso disponga su creación. Y si quiere investigar a los funcionarios provinciales deberá modificar por ley el Código Procesal Penal, explicaron a Clarín fuentes judiciales.

La idea llamó la atención en fuentes judiciales y en dirigentes de la oposición que suponían que la intención original del gobierno de La Libertad Avanza de quitarle las facultades de querellar a la Oficina Anticorrupción -que depende del Gobierno y no de la Justicia- suponía la existencia de un pacto de impunidad entre Milei y la ex presidenta Cristina Kirchner, instrumentado a través del ex ministro de Economía Sergio Massa.

Ahora el primer mandatario le ordenó al ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, que le sugiera al procurador general de la Nación, Eduardo Casal, que abra esa fiscalía, se informó oficialmente.

«Vamos a recuperar todos los bienes que sean producto del delito. Nunca el delito puede producir beneficios«, fue la advertencia que pronunció Milei en la reunión de Gabinete efectuada en la sede gubernamental en un giro respecto de la primera posición del gobierno que no quería impulsar las causas por corrupción contra el kirchnerismo.

Por su parte, la ex subdirectora de la Unidad de Información Financiera (UIF) María Eugenia Talerico dio que “en materia de corrupción son un poco erráticas las movidas” del Gobierno.

Opinó que “suma tener una nueva Procuraduría en temas de Corrupción que deberá interactuar con las procuradurías PROCUNAR, PROCELAC y PROTEX”, es decir la Procuración contra la Narcocriminalidad, la Procuración contra la Criminalidad Económica y Lavado de Activos y la Procuración contra la Trata y Explotación de Personas, respectivamente.

Pero, “es bueno saber que estas Procuradurías sólo pueden actuar si el Fiscal de la causa las convoca, que es el fiscal natural”, acentuó Talerico.

“Este anuncio no me convence mucho en el contexto del debilitamiento anunciado a las facultades de la UIF y la OA, así como los anuncios de “tabula rasa” y otros detalles”, agregó la ex candidata a Senadora de Juntos por el Cambio.

“Sugiero que mantengan las facultades de la Oficina Anticorrupción (OA) y la Unidad de Información Financiera (UIF)», acotó.

Con esas oficinas, «más las propias facultades de AFIP y el BCRA, con profesionales idóneos, independientes y valientes a cargo más la articulación con los Fiscales de los asuntos y de las Procuradurías especializadas que tiene la Procuración General de la Nación y de las Provincias estaremos muy bien. Todo si los jueces dejan de estar a merced del poder de turno y hacen su trabajo”, comentó Talerico.

Mientras tanto, “podrían también devolverle sus plenas competencias a la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) que la ex Procuradora Alejandra Gils Carbó cercenó”, finalizó Talerico.

Por su parte, el ex fiscal de investigaciones administrativas y ex diputado de la UCR Manuel Garrido recordó que “ya existe esa fiscalía desde 1960 y por ejemplo «Ricardo Molinas la dirigió entre 1984 y 1991”.

Garrido renunció a la FIA en el 2009 luego de que el entonces Procurador General de la Nación “Bebe” Righi por medio de la resolución 147/08, hizo una interpretación estricta del concepto de «intervención necesaria» que la ley del Ministerio Público le confiere a la FIA.

Como consecuencia de esa medida, Garrido sólo quedó habilitado para participar de causas que se hubieran iniciado por una denuncia de él, siempre y cuando el fiscal del caso hubiera decidido no seguir adelante con la investigación, entre otras trabas para investigar la corrupción incipiente del kirchnerismo.

A su turno, la legisladora Graciela Ocaña recordó que ya existe la PIA. “Lo que reclamamos es que desde el Poder Ejecutivo luche activamente contra la corrupciónn, que trabaje para recuperar el dinero robado, usando todas las herramientas legales para pelear contra el delito”, agregó. “Esto no estaría sucediendo, en tanto que muchos de los funcionarios que han sido parte de la matriz delictiva siguen en sus cargos”, subrayó Ocaña.

Más noticias
Noticias Relacionadas